fbpx

Cebolla Caramelizada

Sedosa, exquisita, sin azúcar añadida e increíblemente versátil.

Hola. Estoy aquí para saltarme las reglas. Aquí parece que solo hay postres. Pero en realidad, aquí hay elaboraciones saladas. Eso sí, únicamente las mejores e imprescindibles. Aquellas con las que me salto a la torera el tema central de la repostería. Aquellas que me rasgan las entretelas. Aquí hay recetas saladas, pero solo las infalibles. Esta Cebolla Caramelizada es una de ellas. Con esta cebolla se te va la olla.

Cebolla Caramelizada Confitada Caramelized Onion Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

La cebolla caramelizada o cebolla confitada es una guarnición maravillosa para acompañar un montón de platos. En las Notas de la receta te doy ideas. Hay recetas en las que verás que la cocinan con azúcar, pero no es necesario. Con un proceso lento y suave, la cebolla va a ir soltando sus propios azúcares, pero es tu decisión agregarle un poco. Puedes usar tu cebolla preferida: amarilla, blanca, morada, chalota… Ese colorcito dorado caramelizado se produce por la reacción de Maillard. Ve AQUÍ para saber más sobre esta deliciosa reacción química que descubrió Louis-Camille Maillard. Qué tío tan guay y, sobre todo, sabrosote.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LA CEBOLLA CARAMELIZADA

SABOR: cebolla ligera y naturalmente dulce, profunda y a la vez sutil, elegante y evocadora.

TEXTURA: su, su, ssssssuave, aterciopelada, untuosa, elegante. ¿He dicho ya elegante?

DIFICULTAD: na´ de na´, es un ratito, pero no es complicada.

CURIOSIDADES: cuando tapamos la sartén en la que estamos rehogando la cebolla a fuego lento, el calor evapora parte del agua interior de las células de la cebolla y la presión del vapor las revienta y libera sus jugos, hasta que se ablanda y se vuelve translúcida. Si por el contrario mantenemos la sartén destapada, los jugos desprendidos por la cebolla se evaporarán más rápido y la temperatura aumentará hasta desencadenar la reacción de Maillard. RICO, RICO. La cebolla en este caso quedará blanda y de color caramelo y con un sabor dulce y suave.

Y hablando de empañar una web de repostería con recetas saladas. Si es la primera vez que estás aquí tal vez te lo estés preguntando. ¿Cuáles son esas recetas que La Carañola atesora tan profundamente en su corazón que ha decidido que merecen un espacio en este mundillo dulce? Bueno, pues tienes que hacer parada obligatoria en la TORTILLA DE PATATAS ESPAÑOLA que me devuelve en un abrir y cerrar de ojos a los brazos de mi madre, estas ALBÓNDIGAS EN SALSA DE TOMATE que hasta el mismísimo Tony Soprano amaría y en este PAN DE JAMÓN VENEZOLANO, país que me acogió durante 5 años y que me brindó el Amor de Mr. X.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER CEBOLLA CARAMELIZADA

Ajá, sé que lo estás pensando. La has visto y la quieres. No solo es tremendamente práctica, sino que además es increíblemente bonita. La maquinita monísima y elegante del vídeo es la mini etiquetadora H1S de Niimbot. Sus etiquetadoras son brutales, no necesitan recarga de tinta porque imprimen por calor y puedes crear tus etiquetas personalizadas en su aplicación, enlazando tu teléfono con la mini impresora por bluetooth. Tienes un 15% de descuento usando el código CARANOLA al finalizar la compra de cualquiera de sus productos. Ve a la TIENDA ONLINE DE NIIMBOT y flipa con todo lo que tienen. Hacen envíos a todo el mundo. ¡¡¡Correeee!!!

Cebolla Caramelizada Confitada Caramelized Onion Receta de La Carañola Niimbot

Contigo se me va la olla.
No es que esté sufriendo.
No tengo una ampolla.
Como con la cebolla,
contigo se me va la olla.
Nadie me va amargar.
Te quiero alimentar.
Si te enrollas, me arrollas.
Como con la cebolla,
contigo se me va la olla.

Cebolla Caramelizada Confitada Caramelized Onion Receta de La Carañola

Cebolla Caramelizada

Yield: 400 g
Prep Time: 10 minutes
Cook Time: 2 hours 30 minutes
Total Time: 2 hours 40 minutes

Sedosa, exquisita, sin azúcar añadida e increíblemente versátil. La Cebolla Caramelizada es un básico en tu cocina y es facilísima.

Ingredients

  • 3 cebollas grandes o 4 medianas (amarilla, como en mi caso, blanca, morada, chalota...)
  • 2 o 3 cucharadas de agua (para desglasar la sartén, si fuera necesario)
  • 1/2 cdta sal
  • 1 cdta vinagre balsámico o vino dulce (opcional)
  • 60 ml (1/4 tz) aceite de oliva virgen extra (aproximadamente)
  • 15 g (1 cda) mantequilla sin sal (opcional)
  • Para hacer el vacío, opcional: tarros de cristal, limpios y secos, con tapaderas de metal que cierren y sellen perfectamente

Instructions

    1. Pela las cebollas, pártelas por la mitad, corta los extremos y pícalas lo más fínamente que puedas en juliana, longitudinalmente, en el sentido de la beta de la cebolla. Lo que conseguimos al córtala así es que al terminar el proceso se creen hebras, como hilos finos y suavecísimos, de cebolla.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO: para asegurarte de que estés haciendo los cortes en el sentido de la beta de la cebolla, una vez que que cortes los extremos, gira 45 grados la cebolla, como ves en el vídeo.

    2. Pon a calentar el aceite en una sartén u olla grande, preferiblemente antiadherente, a fuego medio. Una vez caliente añade la cebolla y mezcla hasta que el aceite se distribuya bien.

    3. Ahora solo es cuestión de dorar suavemente a fuego medio o medio bajo, sin prisa, removiendo cada 10 o 15 minutos, durante unas dos horas y media hasta que la cebolla esté suavecísima, blandita y dorada y vaya soltando poco a poco sus azúcares naturales. No hace falta agregar azúcar. Solamente al final del proceso, cuando agreguemos la sal y el vinagre y si es que queremos que este matiz sea más pronunciado, puedes añadir un poco de azúcar a tu gusto.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO: el tiempo de cocción puede variar dependiendo de la clase de cebolla que escojamos y del grosor con que la hayamos picado. Pero, definitivamente, es un proceso largo, aunque en absoluto complicado.

    4. Hacia la mitad del proceso, ya pasada una hora cuando la cebolla esté blandita y empezando a dorarse, si sientes que se "agarra" a la sartén, añade una o dos cucharadas de agua para desglasar el fondo de la sartén. Repite más adelante añadiendo una cucharada más si fuera necesario.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO: no te pases agragando agua, no queremos crear una salsa, solo desglasar para convertir en juguito lo que haya podido quedar adherido en el fondo de la sartén.

    5. Hacia el final del proceso, cuando la cebolla ya esté en su punto de suavidad y dorado ideal, añade el vinagre balsámico y la sal, también la mantequilla si te apetece y tienes a mano, para darle untuosidad. Deja que todo se incorpore durante otros 10 o 15 minutos. ¡Y ya está lista para flipar! O, como digo en la canción, para que te vaya la olla. Lee las Notas para ver su conservación.

Notes

1. Puedes servirla acompañando cualquier carne, queda increíble en una hamburguesa, para usar en el relleno de una quiche o tarta salada, en una tortilla de patatas, en un suculento sándwich de queso, para aderezar ensaladas y hasta para hacer una sopa de cebolla exprés. Dale rienda suelta a tu imaginación porque está buenísima con todo.

2. Si la quieres embotar para utilizar en otro momento, guárdala en tarros limpios y secos de cristal, compactándola para que no queden burbujas de aire, hasta 3 semanas en la nevera.

3. Para una conservación de larga duración, de hasta 1 año, dentro o fuera de la nevera, tienes que hacerles el vacío a los botes. PARA HACER EL VACÍO:

- Una vez tengas lista tu cebolla caramelizada ve llenando con ella aun caliente tus tarros de vidrio. Debes tenerlos ya perfectamente limpios y secos. No los llenes al máximo, deja como medio o un centímetro de aire y cierra muy bien con las tapas. Asegúrate de usar tarros de cristal con tapas metálicas que sellen perfectamente al cerrarse.

- Pon los tarros bien cerrados de pie dentro de una olla y llena la olla de agua hasta que los cubra por lo menos dos o tres dedos. Entonces lleva la olla al fuego. Cuando el agua comience a hervir cuenta 20 minutos. Pasado este tiempo apaga la olla, deja los tarros dentro del agua caliente y, cuando el agua ya esté a temperatura ambiente, sácalos y sécalos.

- Ya están listos para que los guardes en un armario o donde acostumbres, sin necesidad de frío. Si tus tarros cierran bien y has hecho correctamente este proceso, tu botes de mermelada deberían conservarse a la perfección a temperatura ambiente hasta por años. Aunque suele aconsejarse que se consuman dentro del primer año y medio. Pero te digo que en mi casa hemos descubierto mermeladas olvidas por años que estaban impolutas y sabían a cielo abierto.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe