fbpx

Churros con Salsa de Chocolate

Los clásicos mexicanos hechos por una española, con mucho, mucho Amor.

He de reconocer que fue de las primeras cosas que hice al llegar a México. Ir a probar churros con salsa de chocolate era mi fantasía desde que aterricé. Y lo hice. Mi Amor por esta tierra no había hecho más que comenzar. Reconfortantes y crujientes, con un chocolatito cálido y sedoso. ¡Ole y órale!

Churros con salsa de chocolate a la taza mexicanos españoles receta La Carañola Kochstelle boquilla duya manga pastelera
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Desayuno, merienda, tentempié, piscolabis, refrigerio o entremés, como diríamos en España. Con el CHOCOLATE A LA TAZA DE MI ABUELA, me hacen hasta llorar de emoción. Los churros valen para un roto y para un “descosío” y a cualquier hora son bienvenidos. De hecho, a día de hoy podemos encontrarlos desde una punta a la otra del mundo. ¿Pero, dónde nacen los churros? Al parecer su historia comienza en China, donde mercaderes portugueses conocieron el “youtiao”, una tira de masa frita que se servía en el desayuno. Los portugueses se trajeron este alimento de vuelta a casa, donde le agregaron azúcar. El churro fue haciéndose popular en toda la península ibérica y durante la época de la Conquista los españoles lo llevaron a México y al resto del continente americano. Sea como sea, bendito este dulce que, entre otros tantas cosas que nuestras gastronomías comparten, es símbolo de hermandad entre mi nuevo hogar, México y España, mi casa siempre.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LOS CHURROS CON SALSA DE CHOCOLATE

SABOR: siendo la reina de las masas fritas no absorben a penas aceite y eso los hace elegantes y muy, muy sabrosos. El toque de azúcar es perfecto y sutil porque solo la llevan en el exterior. La salsa de chocolate es el equilibrio i-de-al.

TEXTURA: buah, crujientes por fuera, esponjosos por dentro y qué te voy a contar de mojarlos en ese sedoso chocolate… ¡Que se te va la olla completamente!

DIFICULTAD: más fácil que echarse la siesta, feliz como una perdiz, después de comerte media docenita de estos.

CURIOSIDADES: hay una segunda versión sobre su origen, que se da de puñetazos con la anterior que te he contado, y que me parece tan divertida como ilusión me hace que sea real, por razones obvias. Cuentan que los verdaderos inventores fueron los pastores españoles, que al no tener horno a mano en el campo decidieron hacer pan frito. Al parecer, el nombre se les ocurrió mientras miraban los cuernos de sus ovejas churras merinas. Me parto, me encanta y hasta verosímil me parece.

Atención, me voy a poner muy técnica a la par que comeflor. Para los que aun no me conocéis mucho, estáis ante un especimen que conjuga el humor y la sensiblería sin criterio ni cortapisas. Allá voy. Este postre es posiblemente de los más fáciles del que te vas a echar a la cara. No todos tenemos horno o microondas, pero sí algún tipo hornilla y de cazo. Sigue el paso a paso de la receta de abajo al pie de la letra y tu éxito está asegurado. Y allá que sigo con el sentimentalismo. Los churros son cálidos, familiares y evocadores. Compartirlos solo (“SOLO”, ¡ja!) logrará arrancaros una sonrisa y que os abracéis un montón. ¡Vivan los churros y hacer piña al rededor de una mesa! Por cierto, si te gustan los churros no te pierdas estos PROFITEROLES rellenos de CREMA PASTELERA DE CHOCOLATE.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER CHURROS CON SALSA DE CHOCOLATE

Aquí te propongo DOS FORMAS DE HACERLOS, que también puedes ver en el vídeo, y detallado en la receta: 1) FREÍRLOS JUSTO DESPUÉS DE ELABORAR LA MASA metiéndola en una manga pastelera con una boquilla de estrella una vez que ya esté a temperatura amnbiente. Si no tienes manga y boquilla, puedes usar una bolsa con cierre zip y cortarle la punta. No quedarán tan-tan bonitos, pero sí igual de deliciosos. 2) MI MANERA FAVORITA, FORMAR LOS CHURROS PREVIAMENTE sobre una bandeja y llevarla al congelador. Una vez congelados los guardo en una bolsita hermética y así siempre tengo churros listos para freír. Échalos en el aceite caliente sin necesidad de descongelarlos. Tardan un poquito más en dorarse, pero también quedan más rectos y de apariencia homogénea.

Churros con salsa de chocolate a la taza mexicanos españoles receta de La Carañola Kochstelle boquilla duya 1M

Siempre son más las cosas que nos unen que las que nos separan.
No te hablo de lo que se come aquí o de lo que se come allá,
sino de llenarnos la barriga juntos.
Y el corazón, por supuesto.
Te hablo de cocinar para amar.
De alimentarnos el alma.

Churros con salsa de chocolate a la taza mexicanos españoles receta infalible de La Carañola Kochstelle boquilla duya 1M Wilton

Churros con Salsa de Chocolate

Yield: Entre 12 y 24, dependiendo del tamaño
Prep Time: 5 minutes
Cook Time: 15 minutes
Total Time: 20 minutes

Los clásicos mexicanos hechos por una española, estos Churros con Salsa de Chocolate lo que sí que llevan es ¡un montón de Amor!

Ingredients

CHURROS

  • 240 ml, 1 tz, agua
  • 1 cdta vainilla
  • 30 g, 2 cdas, mantequilla con o sin sal
  • Pizca de sal
  • 150 g, 1 taza, harina tamizada
  • 1 huevo batido
  • 4 cdas de azúcar para rebozar (+ 1 cdta de canela, opcional)
  • Aceite para freír (más o menos 1 litro, dependiendo del tamaño de tu cazo)

SALSA DE CHOCOLATE

  • 100 g chocolate oscuro picadito
  • 150 ml, 2/3 tz, crema para batir
  • Azúcar al gusto (1 o 2 cdas es suficiente)
  • Especias opcionales al gusto: canela, clavo, nuez moscada, anís...

Instructions

PARA LOS CHURROS

  1. Pon en un cazo o cazuela a fuego medio el agua, la vainilla y la mantequilla y remueve hasta que llegue a hervir.
  2. Aparta del fuego y agrega a través de un colador o tamiz la harina y la sal. Lleva de nuevo al fuego bajo y remueve hasta que la mezcla cohesione, espese un poco y se despegue de las paredes del cazo.
  3. Retira del fuego y sigue removiendo para que pierda un poco de calor. Añade el huevo batido y remueve hasta obtener una masa homogénea. Al principio te dará la impresión de que jamás será uniforme, sin embargo créeme, la masa de los churros es como la vida: hay un momento en que todo parece perdido, pero lo que viene es el hermoso y delicioso premio por tu trabajo.
  4. Ahora te propongo DOS MANERAS DE FORMARLOS: 1) FREÍRLOS DIRECTAMENTE DESPUÉS DE ELABORAR LA MASA metiéndola en una manga pastelera con una boquilla de estrella una vez que ya esté a temperatura ambiente. Si no tienes manga y boquilla, puedes usar una bolsa con cierre zip y cortarle la punta. No quedarán tan-tan bonitos, pero sí igual de deliciosos. 2) MI MANERA FAVORITA, FORMAR LOS CHURROS PREVIAMENTE sobre una bandeja y llevarla al congelador. Haz palitos de churro y corta los extremos a la largura que te guste. Una vez congelados los guardo en una bolsita hermética y así siempre tengo churros listos para freír. Échalos en el aceite caliente sin necesidad de descongelarlos. Tardan un poquito más en dorarse, pero también quedan más rectos y de apariencia homogénea.
  5. Para cualquiera de las dos opciones, pon a calentar un cazo u olla con aceite a fuego fuerte. Me gusta utilizarlo de girasol, de soya o de canola, uno suave, no de oliva. Si haces la opción 1) aprieta la manga pastelera y corta cada churro a la longitud que desees; en la opción 2) has decidido la longitud en el momento de formarlos y congelar. Siempre ten precaución para no quemarte con el aceite.
  6. Deja que se doren hasta obtener el colorcito que te guste. Marroncito apetecible y rico-rico. Ve sacándolos con unas pinzas o una espumadera a un plato con papel absorbente de cocina para que escurra el aceite excedente. Y cuando ya no te vayas a quemar (a mi es que me gusta hacerlo a mano) pásalos a un plato con azúcar, y opcionalmente un poquito de canela al gusto, para rebozarlos.
  7. Cómetelos ya mismo. Los churros son como el Amor, mejor calentitos.


PARA LA SALSA DE CHOCOLATE

  1. Podrías comerte tus churros con este CHOCOLATE A LA TAZA DE MI ABUELA NATI, pero lo más rápido, que además queda densito y delicioso para "dipear" es esta salsa.
  2. Para elaborar la salsa simplemente pon todos sus ingredientes en un bowl apto para el microondas y ve calentando y removiendo en tandas de 30 segundos hasta que esté fundida. También hacerla al baño María. La puedes hacer mientras dejas que enfríe un poco la masa en el PASO 4 o mientras se fríen.

Notes

  1. Los churros siempre están mejor recién hechos. De hecho, es un sacrilegio comer churros fríos, siendo tan fáciles de elaborar.
  2. Te recomiendo tener siempre churros congelados, listos para freír. Son la bomba, te aseguro que nadie les va a decir que no y a ti solo te van a decir que SÍ, que te aman hasta la Luna y vuelta.
  3. Puedes hacer la salsa de chocolate hasta 2 o 3 días antes y solo llevarla 1 minutito al microondas cuando la vayas a necesitar.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe