fbpx

Cómo hacer Merengue Francés

La forma más fácil de hacer merengue. Dos ingredientes, muy pocos pasos y muchísimos usos. ¡Toma yaaaa!

Sí, habías escuchado que es el más sencillo. Ajá, te consta que con él puedes hacer un montón de postres. Y por si esto fuera poco, vas a tardar menos que Obi-Wan en desenvainar su sable láser. Si siempre has querido saber cómo hacer merengue francés, este es el momento. Flash, flash.

Merengue Francés Tostado French Meringue Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Es la técnica más fácil para hacer merengue. Se elabora batiendo claras de huevo con azúcar y, opcionalmente, cremor tártaro u otro ingrediente ácido, como limón o vinagre, para ayudar a estabilizarlo. También es conocido como merengue simple y se usa con frecuencia para incorporar en masas para pasteles y crear una textura increíblemente ligera como en el chiffon cake, el angel food cake o bizcochos para empapar, como el Tres Leches, que próximanente les comparo. También se utiliza para elaborar suspiros o besos de merengue, pavlova, macarons, o para cubrir pasteles o tartas, como eL PIE DE LIMÓN DEFINITIVO.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA SABER CÓMO HACER MERENGUE FRANCÉS

Hay 3 tipos de merengue, cada uno con su propio método y usos recomendados: El FRANCÉS es el más fácil y rápido puesto que es el único en el que no se cocinan las claras, aunque es el más débil y frágil. El ITALIANO es el más laborioso y algo más complejo porque se debe ir vertiendo un almíbar caliente sobre las claras mientras se baten, aunque se dice de él que es el más estable. Para el SUIZO, dificultad media, se cocinan juntas al baño María las claras y el azúcar y después se baten hasta que montar y pierden el calor. Este último es mi favorito para hacer la inigualable BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO.

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO
PARA HACER MERENGUE FRANCÉS

Las proporciones de azúcar y claras pueden variar según el uso que vayas a hacer del merengue. Habitualmente, como en nuestro caso, la proporción es de 1:1, es decir, mismo peso de claras que de azúcar. Cuanto mayor sea la proporción de azúcar en relación a las claras, más estable será el merengue, pero también tendrá un sabor más dulce y, si se hornea, la textura será más crujiente, no tan tierna ni fundente en la boca como usando menos azúcar.

Si vas a hornear el merengue, como para hacer macarons, suspiros o una pavlova, la proporción puede ser 1:1 porque la estabilidad la aportará el horneado. Si vas a cubrir un pastel y necesitas que sea más estable sin horneado, será mejor usar una proporción más alta de azúcar, generalmente más cerca del 1:2 de claras por peso de azúcar. Si va a usar este merengue francés en algo que no se horneará, como una mousse de chocolate, utiliza mejor claras pasteurizadas. Si vas a mezclar el merengue en una masa para pasteles, no es necesario hacerlo con azúcar fina, como te sugiero en la receta.

Sea para lo que sea y en la proporción que sea, las claras siempre deben estar a temperatura ambiente para hacer merengue. Que no te vendan gato por liebre, como se empezó a decir en la posguerra española muy sabiamente.

Merengue Francés Tostado French Meringue Receta Fácil La Carañola

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse. En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.

“Su amor no era sencillo”, micro cuento de Mario Benedetti.
Ejemplo de que, aunque rápido, puede ser apasionante.

MERENGUE FRANCÉS | Más rápido que Obi-Wan desenvainando su láser | La Carañola #Shorts
Merengue Francés Tostado French Meringue Receta de La Carañola

Merengue Francés

Yield: Para cubrir un pastel mediano-grande
Prep Time: 10 minutes
Total Time: 10 minutes

Esta es la preparación de merengue más fácil. Dos ingredientes y muy pocos pasos. ¡Se puede usar para hacer suspiros, pavlova, macarons, cubrir pies y pasteles y mucho más!

Ingredients

  • 200 g de claras de huevo (unas 3 claras de huevo L)
  • 1/4 cdta de cremor tártaro o jugo de limón o vinagre (opcional para estabilizar)
  • 200 g, 3/4 tz + 1 cda, azúcar blanco*

Instructions

    1. Este primer paso es opcional, pero ayudará a estabilizar el merengue. Pon el azúcar en un procesador de alimentos y tritúralo durante 1 o 2 minutos hasta que esté muy fina. Si tienes acceso a azúcar superfino comercial, es el ideal.
    2. Separa las claras de huevo de las yemas y deja que las claras alcancen la temperatura ambiente durante al menos 15 minutos. Puedes guardar las yemas para hacer esta deliciosa CREMA PASTELERA, por ejemplo.
    3. En un bol grande, muy limpio y seco, comienza a batir las claras de huevo a baja velocidad hasta que comiencen a airearse y formarse picos espumosos y suaves. Si tienes, puede añadir una pizca de cremor tártaro o si no, unas gotitas de jugo de limón o vinagre.
    4. Ve agregando lentamente el azúcar a cucharadas, sin prisa, mientras continúas batiendo a velocidad media. Espera unos 15 segundos entre cada adición. No apresures este proceso, asegurarás que tu mezcla sea estable.
    5. Una vez que hayas agregado todo el azúcar, continúa batiendo un par de minutos más, hasta que al tocarlo entre los dedos el merengue esté suavecito, ya no notes los gránulos de azúcar y se vea brillante y forme picos rígidos.
    6. Úsalo inmediatamente para hacer suspiros o besos de merengue,una pavlova, macarons, para mezclar en la masa de un pastel que así lo requiera o para cubrir un pie, tarta o pastel.

Notes

  1. *Sobre la cantidad de azúcar. Podrías reducir entre 50 y 100 gramos la cantidad de azúcar o aumentarla otro tanto, o incluso duplicar el peso del azúcar, pero debes tener en cuenta que: una menor cantidad de azúcar creará un merengue menos estable, pero más tierno en boca después de hornear; y una mayor cantidad de azúcar creará un merengue más estable y más crujiente cuando se hornee. Si lo usas para cubrir un pastel, sin hornearlo, opta por la cantidad más alta para que sea menos propenso a ablandarse.
  2. Lee EL TRUCO DEL ALMENDRUCO arriba para más información sobre las proporciones según el uso que vayas a hacer del merengue.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe