fbpx

El delantal de la Nati

¿Te acuerdas del delantal de la abuela Nati? — Me dijo mi madre hace unos días.

La principal función del delantal era proteger el vestido que estaba debajo. Pero, además, servía de agarradera para retirar las sartenes calientes del fuego. El delantal de la Nati, el de todas las abuelas, era una maravilla secando las lágrimas de los niños y, en ciertas ocasiones, limpiando sus caritas sucias.

El delantal servía para transportar desde el gallinero los huevos, con él se recogían las frutas que caían de los árboles al terminar el verano y servía de canasto para traer las verduras desde la huerta. Cuando llegaban visitas, el delantal de la abuela servía de refugio a los niños tímidos y, cuando hacía frío, la abuela se envolvía los brazos en él.

Cuando se acercaba la hora de comer, la abuela salía a la puerta y agitaba el delantal, y entonces los hombres que estaban en los campos comprendían de inmediato que el almuerzo estaba listo. Si alguien llegaba inesperadamente, era sorprendente la rapidez con que el delantal podía sacar el polvo de los muebles.

Hoy no hay que proteger tanto la ropa. Tenemos mucha y las lavadoras hacen maravillas. Las agarraderas de las sartenes ya no queman, las caritas de los niños las lavamos con toallitas húmedas y el polvo lo quitamos con bayetas ecológicas que repelen el polvo.

Cuántas cosas enfrentaron mis abuelas, la Nati y la Ascensión. La guerra, la posguerra, la dictadura, 8 y 6 hijos. Evidentemente, no sólo lo hicieron con sus delantales, sino con su valentía, fortaleza y, sobre todo, con su Amor. Heroínas.

Gracias abuelas, gracias mamá ❤️

Hoy no hay que proteger tanto la ropa. Tenemos mucha y las lavadoras hacen maravillas. Las agarraderas de las sartenes ya no queman, las caritas de los niños las lavamos con toallitas húmedas y el polvo lo quitamos con bayetas ecológicas que repelen el polvo.

Cuántas cosas enfrentaron mis abuelas, la Nati y la Ascensión. La guerra, la posguerra, la dictadura, 8 y 6 hijos. Evidentemente, no sólo lo hicieron con sus delantales, sino con su valentía, fortaleza y, sobre todo, con su Amor. Heroínas.

Gracias abuelas, gracias mamá ❤️

(En la galería: LaQueCruje de manzana. Las manzanas me recuerdan al pueblo de mi familia, en Castilla y León).

LaQueCruje de manzana.

Las manzanas me recuerdan al pueblo de mi familia.

2 comentarios en “El delantal de la Nati”

  1. Karina Paola López Lima

    Hola, que tal ? te saludo desde mi tierra hermosa Argentina, mi ciudad es Tafi Viejo ,Tucumán…
    Me gustó muchísimo la breve reseña del delantal!!! Y fíjate que yo hago lo mismo !!, transporto las verduras del canasto a la pileta …mi delantal siempre está con harina …ya que soy repostera y ama de casa a tiempo completo ;) …te envío mis saludos…atte kapaloz973

    1. Querida Karina!!! Cómo me alegra leerte!! Esta reflexión sobre el delantal de mi abuela es muy especial para mi y me hace muy feliz sentir esa complicidad contigo ❤️ Te mando un abrazo inmenso, para ti y tu preciosa tierra, y todo mi agradecimiento!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra