fbpx

Galletas de Almendra Florentinas

Intenta comerte solo una… Imposiblemente deliciosas.

Las Galletas de Almendra Florentinas, florentine cookies o lace cookies en inglés, tienen su origen en la ciudad italiana de Florencia. Son muy populares en todo el mundo y se han hecho múltiples adaptaciones con ingredientes locales, como las moscovitas de Oviedo, en mi España querida, pero su esencia siempre es la misma: son crujientes, finas, deliciosas y, en mi opinión, extremadamente elegantes.

Galletas Florentinas de Almendra Moscovitas Lace Cookies Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Me encanta que en inglés las llamen galletas de encaje y vamos a entender por qué. Tradicionalmente están hechas con nueces finamente picadas, generalmente almendras, miel, mantequilla y azúcar, entre otros ingredientes que ya veremos. Al hornearse se expanden muy finamente, caramelizándose a medida que burbujean, creando una especia de textura como de encaje con pequeños agujeritos. ¡¡Un delicioso delirio para los sentidos que te pone a dar palmas por bulería!!

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LAS GALLETAS DE ALMENDRA FLORENTINAS

SABOR: almendrado, con un fondo exquisito de mantequilla, acaramelado, en perfecta combinación con el chocolate oscuro. Brutalmente elegantes.

TEXTURA: cru-jien-te. Ufff, no me pueden gustar más. Crujen de una manera inigualable y además son agradables y fundentes cuando las masticas.

DIFICULTAD: ninguna en absoluto. Hasta para atemperar el chocolate te he dejado una versión fácil abajo en la receta. No tienes excusa para gozar.

CURIOSIDADES: al parecer estas galletas solían ser uno de los postres favoritos de la nobleza italiana en la época del Renacimiento.

Lo más espectacular de estas galletas, porque de verdad tengo que decir que son espectaculares, es que son hermosas, originales y sorprendentes en todos los sentidos. Visualmente muy bonitas y en el paladar, madre mía, ¡¡qué cosa!! Por si fuera poco son facilísimas de hacer, te dejo abajo el paso a paso como siempre. Se pueden elaborar no solo con almendras, a la manera tradicional, sino con los frutos secos que se te antojen, como avellanas, cacahuetes, pistachos, nueces pecanas, de Castilla o de Brasil, de Macadamia, anacardos o nueces de la India… ¡Vaya, que por variaciones no sea! ¡¡Dale a la imaginación y regala sonrisas!!

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER GALLETAS DE ALMENDRA FLORENTINAS

Cruje. Si cruje es más sabroso. Cruje.

Estás que te partes, te rompes, crujes.
No vayas a turbarte, solo voy a romperte.

Ni las migas. Ni tus migas voy a dejar.
No te pienso desperdiciar.

Crujes, te partes, estás que te rompes.
Sabroso, qué amoroso.
Crujes, estás que te partes. Crujes.

Galletas Florentinas de Almendra Moscovitas Lace Cookies Receta de La Carañola

Galletas de Almendra Florentinas

Yield: unas 30 galletas, más o menos, dependiendo del tamaño
Prep Time: 10 minutes
Cook Time: 7 minutes
Additional Time: 15 minutes
Total Time: 32 minutes

Crujientes, almendradas y con un toque de chocolate. Intenta comerte solo una... Estas Galletas de Almendra Florentinas son IRRESISTIBLES.

Ingredients

  • 185 g (1 y 1/2 tzs) almendras crudas, enteras o laminadas (no uses harina de almendra, la textura no queda igual)
  • 25 g (3 cdas) harina de trigo todo uso (para una versión sin gluten usa fécula de maíz)
  • 85 g (6 cdas) mantequilla con o sin sal
  • 60 g (1/3 tz) azúcar moreno
  • 40 g (4 cdas rasas) azúcar blanco
  • 40 g (2 cdas) miel
  • 30 g (2 cdas) crema / nata para batir
  • 1/2 cdita sal
  • 1 cdita vainilla
  • 200 g chocolate oscuro picado (mejor alrededor del 70% de cacao)

Instructions

    1. Precalienta el horno a 180°C y prepara tu bandeja de horno con papel pergamino, mejor con un tapete de silicona, si tienes. Si tienes varias bandejas prepara otra, vamos a hornear varias tandas. Si solo tienes una, no te preocupes, la cocción es solo de 8 minutos y las tandas salen rápido.

    2. Pon las almendras en un procesador de alimentos o licuadora y tritura hasta que estén finamente picados. Reserva a un lado.

    3. En una cacerola pequeña, derrite la mantequilla, la crema (también llamada nata para batir o montar), la miel y los azúcares hasta que estos se disuelva. Deja que hierva a fuego medio durante máximo un minuto mientras remueves constantemente.

    4. Retira del fuego y agrega la sal, la vainilla y la harina e incorpora. Agrega las almendras molidas, remueve y combina bien y deja reposar 5 minutos. La masa se espesará a medida que repose, así que no te preocupes si está fina, se densificará.

    5. Ahora repartiremos la masa en nuestra bandeja preparada usando como medida una cucharita, una de tamaño de café o una cucharita (cdta/tsp) medidora. Se expanden mucho, así que deja espacio entre ellas. Como ves en el vídeo yo pongo 6 en mi bandeja, a veces hasta 8, pero no más. Llévalas al horno precalentado a 180°C y hornéalas unos 7 u 8 minutos. Depende del tamaño de tus galletas y de tu horno, así que presta atención desde los 6 minutos para que no se quemen. Debes sacarlas cuando estén ligeramente doradas, algo más en los bordes. Irán endureciendo fuera del horno.

    NOTA #1: Cuando le pilles el truco irás controlando la cantidad necesaria para el tamaño de galleta que te gusta. Yo suelo hacerlas de una cucharadita y media, pero entre 1 cucharadita y 2 está bien, encuentra tu medida preferida.

    6. Saca la bandeja del horno a una rejilla y deja que se estabilicen un poco antes de pasar las galletas a una rejilla. Recién salidas aun están blandas y puedes aprovechar para redondear con una espátula algún borde que te haya quedado un poco irregular. Un par de minutos después, con mucho cuidado como me ves hacer en el vídeo a mi, pasa una espátula por debajo de cada galleta para despegarlas y pasarlas a una rejilla a que enfríen por completo. Repite tantas veces sea necesario hasta hornear toda la masa. Salen unas 30 galletas, dependiendo del tamaño del que las hagas.

    NOTA #2: el paso del chocolate es opcional, puedes disfrutarlas sin más según están, sin pincelarlas de chocolate.

    7. Mientras todas nuestras galletas se enfrían, tardan poco porque son muy finas, vamos a ATEMPERAR EL CHOCOLATE DE MANERA RÁPIDA EN EL MICROONDAS, aunque también puedes seguir este proceso al baño María. La técnica que te voy a explicar es la versión casera que puedes hacer sin termómetro, no la súper pro que emplearían los chocolateros, pero es una manera sencilla de conseguir que nuestro chocolate no se derrita después al contacto con las manos. Ante la duda también puedes utilizar un chocolate de cobertura de los que se venden listos para derretir y cubrir.

    - Coloca en un bowl de plástico o cristal 3/4 del chocolate en trocitos. Reserva 1/4 de la cantidad total.
    - Derrite a media potencia en el microondas durante 15 – 20 segundos.
    - Retira del microondas, remueve y vuelve a derretir 15 – 20 segundos.
    - Repite hasta que el chocolate esté fundido.
    - Añades el 1/4 de chocolate que reservaste para bajar la temperatura de la mezcla, dejando que esta cantidad que has añadido se derrita con el calor residual del resto del chocolate. Y ya tienes el chocolate listo para trabajar. Debe estar suave, sin grumos y brillante.

    8. Ahora prepara tu mesa de trabajo con tus galletas ya frías, tu bowl de chocolate atemperado y un pincel de repostería o una espátula acodada y una bandeja con papel de hornear. Ve pincelando con chocolate cada galleta, la parte de abajo, la más planita y una vez pintada de chocolate pon esta parte pincelada sobre el papel de hornear. Si tienes prisa puedes llevarlas a enfrías a la nevera o refrigerador.

    9. Una vez que el chocolate se haya endurecido, guárdalas en un recipiente hermético o una lata con papel de hornear a temperatura ambiente durante 7 días o en el congelador hasta 3 meses.

Notes

1. Debes usar papel de hornear para estas galletas, no solamente tu bandeja para hornear engrasada, no es suficiente y será más difícil sacar las galletas, que son delicadas, de la bandeja.

2. Si no tienes almendras también puedes utilizar nueces, cacahuetes, pistachos o avellanas. ¡Oleeee!

3. También puedes disfrutarlas sin el chocolate, pero si te animas, están deliciosas con él.

4. Aunque es muy sencillo de hacer según te lo explico arriba en la receta, si te da percita atemperar el chocolate, también puedes utilizar un chocolate de cobertura de los que se venden listos para derretir y cubrir, tipo candy melts.

5. Para una versión sin gluten utiliza fécula de maíz en lugar de harina de trigo.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe