fbpx

Mousse de Chocolate

Un clásico necesario en todos los recetarios y corazones. No por San Valentín, te lo mereces día a día ♡

Elegante, suave y gusssstosísima. Puede parecer complicada, sofisticada y propia solamente de las cartas de los restaurantes más “finolis”. Pero no tengas miedo, esta MOUSSE DE CHOCOLATE, es más sencilla que querer comértela a medias con el mismísimo Brad. Lo que también te aseguro es que vas a impresionar a quien se la sirvas. Aunque entendería totalmente que no quieras compartirla. ¡¡Ole tú!!

Mousse de Chocolate con Chantilly de Mascarpone Sin Horno Sin Gluten Free San Valentin Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

La palabra mousse proviene del francés moss, que significa musgo o espuma. Es una preparación que puede ser dulce o salada y servirse fría o caliente. Es, como dije antes, un básico no solo en repostería, sino también en el recetario salado de todo buen chef. El origen de la mousse se remonta a la Francia del siglo XVIII, cuando aparece por primera vez en un recetario del cocinero francés Menon. En él, se describían tres tipos de mousse: de chocolate, café y azafrán. Por cierto, para los muy chocolateros, pasen por EL BROWNIE PERFECTO, estas GALLETAS DE DOBLE CHOCOLATE y este PIE DE CHOCOLATE SIN HORNO, no sin antes echar un vistazo a estas TRUFAS deliciosas.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LA MOUSSE DE CHOCOLATE

SABOR: a chocolate, intenso y seductor, sin duda es el protagonista. Pero el fondo lácteo de la mantequilla y los saborizantes, en caso de que los agregues, potencian matices exquisitos. Te recomiendo fervientemente que la combines con la chantilly de mascarpone, equilibrio inigualable.

TEXTURA: sedosa, untuosa, aireada, fundente en cuanto toca tu lengua y su calor. Muy sexy, perfecta para compartir en San Valentín y en cualquier ocasión que merezca mimos especiales.

DIFICULTAD: ni el horno vas a encender, ni media hora te va a costar, solo esperar a que endurezca un poquito en la nevera.

CURIOSIDADES: cuando pensamos en una mousse a la gran mayoría nos viene a la cabeza la de chocolate, y es que es la versión más preparada y demandada del mundo. Por algo el chocolate es el rey.

Retomando el nacimiento de la susodicha, hay teorías que afirman que su origen es posterior y que fue creada por el pintor francés, Toulouse-Lautrec, casi a finales del siglo XIX. Otra historia señala que se originó en la ciudad de Astorga (León, España) cuando el emperador francés Napoleón Bonaparte visitó a su ejército en 1810. El cocinero mayor del ejército encomendó al artesano chocolatero español, Manuel Cordero, que preparara su famosa “Espuma de chocolate”. El soberano quedó tan encantado que se llevó al pastelero y su familia a Francia, donde maravilló a la élite culinaria francesa, que rápidamente la adaptó a su gastronomía.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER MOUSSE DE CHOCOLATE

Sea como sea, que bien es sabido cómo nos gusta en todos los países anotarnos tantos culinarios (y de la índole que sea), la mousse es reconocida como invención francesa. Pero, haciendo honor a la Historia, los españoles fueron quienes introdujeron el chocolate en Europa, provenientes de México. Vaya, que aquí el merito la tienen la civilización Maya (600 A.C.) y a la Azteca (1400 A.C.). Si algo me está flipando de vivir en México es conocer la cultura y la gastronomía prehispánicas. Vaya tesoros.

Mousse de Chocolate con Chantilly de Mascarpone Sin Horno Sin Gluten Free San Valentin Receta de La Carañola

Dormir a tu lado es la cosa más bonita del mundo. No porque me calientes los pies, sino también el corazón. Disfrutamos el mismo vino y brindamos juntos, pero cada uno con su vaso. Al final la cosa va de amarnos como somos. Con los pies fríos, los ronquidos y las naranjas completas.

Te amo un huevo, Mr. X.

Mousse de Chocolate con Chantilly de Mascarpone Sin Horno Sin Gluten Free San Valentin Receta Infalible La Carañola

Mousse de Chocolate

Yield: 6 vasitos
Prep Time: 20 minutes
Additional Time: 2 hours 30 minutes
Total Time: 2 hours 50 minutes

Un clásico necesario en todos los recetarios y corazones. No porque sea San Valentín, te lo mereces día a día ♡

Ingredients

MOUSSE DE CHOCOLATE

  • 200 g chocolate oscuro, amargo o semi amargo
  • 4 huevos medianos o 3 grandes (yemas y claras separadas)
  • 70 g (4´5 cdas) mantequilla con o sin sal
  • 100 g azúcar glass o azúcar normal
  • 1/4 cdta sal
  • Saborizantes al gusto (ron, vainilla, ralladura de naranja o limón, menta, especias). Yo le pongo 1/2 cdta canela, 1/2 esencia de vainilla, 1/4 clavo, 1/4 cardamomo, 1/4 nuez moscada, 1/4 jengibre y 1/8 cayena

CHANTILLY DE MASCARPONE

  • 225 g (1 tarrina) queso mascarpone
  • 300 ml (1 y 1/4 tz) crema para batir / nata para montar (mínimo 35% de grasa)
  • 2 o 3 cdas (o al gusto) azúcar glass

Instructions

    1. Derrite el chocolate junto con la mantequilla al baño María o en tandas de 30 segundos en el microondas hasta que la mezcla quede suave y homogénea.

    2. Añade las yemas de huevo y las especias o los saborizantes que quieras y combina bien. *Si no quieres usar huevos crudos, puedes cocinar las yemas de huevo con 1 cucharada de azúcar al baño María, revolviendo continuamente hasta que tu termómetro de cocina marque 70ºC, o hasta que al tocarla ya no sientas gránulos de azúcar.

    3. Con un robot de cocina y el globo de varillas o con una batidora eléctrica de varillas bate las claras de huevo hasta que estén espumosas y entonces añade poco a poco el azúcar mezclando todo el tiempo, hasta que monte y queden picos firmes. *Si no quieres usar huevos crudos y/o no quieres usar claras pasteurizadas, pon las claras, el azúcar y la sal en un recipiente resistente al calor y cocina también al baño María, igual que antes. Retire del fuego y bate a velocidad alta de 5 a 7 minutos, hasta que se formen picos rígidos y brillantes.

    4. Incorpora la mitad de la mezcla de claras a la mezcla de chocolate con movimientos envolventes, luego incorpora el resto e integra suavemente hasta que ya no veas vetas blancas.

    5. Vierte la mousse en vasitos, copas, boles, como te guste y refrigera al menos 2 o 3 horas, mejor si es toda la noche.

    6. Si lo deseas (por favor, deséalo) decóralas antes de servir con chantilly de mascarpone. Pincha aquí, CHANTILLY DE MASCARPONE, para ir a la receta detallada. Puedes conservarlas hasta una semana en la nevera. Recién salida de la nevera/refrigerador la mousse está firme, pero se deshará en tu boca, y cuando más tiempo pase a temperatura ambiente, más suavecita estará.

Notes

  1. Puedes conservarlas hasta una semana en la nevera. Recién salida de la nevera/refrigerador la mousse está firme, pero se deshará en tu boca, y cuando más tiempo pase a temperatura ambiente, más suavecita estará.
  2. Si no te gusta usar huevos crudos, puedes cocinar las yemas de huevo con 1 cucharada de azúcar al baño María, revolviendo continuamente hasta que tu termómetro de cocina marque 70ºC, o hasta que al tocarla ya no sientas gránulos de azúcar. Para las claras de huevo, pon las claras, el azúcar y la sal en un recipiente resistente al calor y cocina también al baño María, igual que antes. Retire del fuego y bate a velocidad alta de 5 a 7 minutos, hasta que se formen picos rígidos y brillantes.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe