fbpx

Pastel de Calabaza

El único capaz de hacer que le tiemblen las piernas al mismísimo Jean Claude Van Damme.

Suelen decirme que soy bastante expresiva probando comida. Es un eufemismo para decir que soy una exagerada. No es a propósito, me sale. Disfruto. No puedo no exteriorizarlo. Me daría un parraque. Prueba de ello son mis jetas comiendo este Pastel de Calabaza, en perfecta e irrefutable combinación con mi Frosting de Queso Crema y Mantequilla Tostada, en la vídeo-receta de abajo. Ve, ve.

Pastel de Calabaza y Frosting de Queso y Mantequilla Tostada Receta La Carañola Corte
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

La palabra calabaza proviene de la griega “pepon”, que significa “gran melón” – ole, que me gustan a mí los griegos – pero no fue hasta el siglo XVII cuando se las denominó como las conocemos ahora. Es el fruto de la calabacera y pertenece a la familia las cucurbitáceas. Vamos, que es pariente del calabacín, el pepino, la sandía o el melón, plantas trepadoras o rastreras de las que existen más de 800 variedades en todo el mundo. ¡Toma ya!

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE PASTEL DE CALABAZA

SABOR: exquisito, aromático, profundo y, sin embargo, nada empalagoso. Perfecto en combinación con el frosting de mantequilla tostada. La mezcla es explosiva.

TEXTURA: ufff, esponjoso, suave, jugoso, abrazado por la crema más aterciopelada del universo.

DIFICULTAD: ostras, no te lo puedo poner más fácil. Nada más que añadir.

CURIOSIDADES: cada parte de la calabaza es comestible: la piel, las hojas, las flores, la pulpa, las semillas y hasta el tallo. Es el cerdo de los vegetales.

La mejor época para su consumo va desde el inicio del verano hasta finales de otoño, aunque hoy en día la producción se extiende a casi todo año. Esto, unido a la excelente conservación de las calabazas después de su cosecha, nos permite disfrutar de ella en cualquier época. Una calabaza sana y entera, con el pedúnculo (qué maravilla de palabra: pedúnculo) intacto, se puede almacenar durante meses en un lugar oscuro, fresco y ventilado. Las podemos encontrar blancas, amarillas, verdes, negras, manchadas o rayadas; y de diferentes formas: redondas, ovaladas, en forma de pera o cebolla, lisas o con bultitos.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER PASTEL DE CALABAZA

Gracias a nuestros colegas americanos y la globalización de sus costumbres hemos empezado a adoptar tradiciones como la de decorar calabazas en Halloween o hacer pies y pasteles con ella a medida que se acerca Acción de Gracias. Sin embargo hay un montón de dulces a base de calabaza en todo el mundo, como los buñuelos de calabaza en España, la calabaza en tacha en México o la torta de auyama de Venezuela. Por no ponerme a enumerar el sinfín de usos en la cocina salada.

De la calabaza se aprovecha todo. Es el cerdo de los vegetales.

Carañola, busca-polémicas.

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO
PARA HACER PASTEL DE CALABAZA

La cantidad de especias es orientativa, pero aunque para mí es la ideal. No a todo el mundo le gusta tanto la canela, por ejemplo. A mi madre y a Mr.X les gusta menos que a mí y a algunos postres me tengo que cortar un poquito por ellos. En el caso de este pastel, así como en otros postres otoñales o de Navidad, me gusta que se note la calidez de las especias. No las omitas o cometerás pecatus mortalis extremis.

Puedes usar puré de calabaza de lata o preparar tu puré de clabaza casero. Mi calabaza favorita para hacer puré es la conocida en México como “de Castilla”, en España “de cacahuete”. Utiliza la variedad que más te guste, pero no te recomiendo las pequeñitas típicas de Halloween porque son más bien decorativas. Busca una que tenga “carne”.

Aquí tienes las instrucciones: lava la calabaza, pártela por la mitad. Con una cuchara quítale las semillas. Prepara una bandeja de horno con papel o un tapete de silicona y pon la calabaza boca abajo, es decir, que veamos la cáscara. Hornea a 180°C unos 40 minutos. Deja que pierdan el calor y separa la pulpa de la cáscara con una cuchara. Licúa, si quieres pasa por un tamiz o colador para descartar hebras y conserva en la nevera hasta una semana.

Pastel de Calabaza y Frosting de Queso y Mantequilla Tostada Receta La Carañola Fácil

Podría decirte que este pastel de calabaza es delicioso.
Podría decirte que su textura haría que le temblaran las piernas a Jean Claude Van Damme.
Podría dictarte la receta, pero ya la tienes abajo en la ficha.
Así que lo que voy a decirte es que disfrutes cada bocado.
Así, en general. En todo.
Que las cosas saben mejor si las saboreas.
Que le metas el dedo a la crema.
Que le eches huevos. A la vida, digo.
Que le pongas siempre corazón.
Y que compartas, que es más rico.
Así, en general. También.
Seh.
Podría.
Y tal.

PASTEL DE CALABAZA | Van Damme tiembla con él | La Carañola | #Shorts
Pastel de Calabaza y Frosting de Queso y Mantequilla Tostada Receta La Carañola

Pastel de Calabaza

Yield: 16 porciones
Prep Time: 15 minutes
Cook Time: 40 minutes
Additional Time: 30 minutes
Total Time: 1 hour 25 minutes

Pastel de Calabaza con Frosting de Queso y Mantequilla Tostada que haría temblar las piernas del mismísimo Van Damme.

Ingredients

  • 225g, 1 y 1/2 tz, harina
  • 180g, 3/4 tz, azúcar blanca
  • 45g, 1/4 tz, azúcar moreno
  • 1 cdta polvo de hornear
  • 1/2 cdta bicarbonato
  • 1 cdta sal
  • 1 y 1/2 cdta canela
  • 1/2 cdta jengibre
  • 1/2 cdta nuez moscada
  • 1/4 cdta clavo
  • 2 huevos
  • 250g, 1 tz, puré de calabaza
  • 90 ml, 1/3 tz, leche
  • 120 ml, 1/2 tz, aceite vegetal
  • 1 receta de mi Frosting de Queso Crema y Mantequilla Tostada

Instructions

    1. Precalienta el horno a 175°C.
    2. En un bowl grande mezcla muy bien con unas varillas de mano la harina, los azúcares, el polvo de hornear, el bicarbonato y las especias en polvo.
    3. Añade los huevos, el puré de calabaza, la leche y el aceite y combina hasta que todo esté incorporado.
    4. Pon papel de hornear en el fondo un molde cuadrado de 20x20cm, que cubra también las paredes y unta con mantequilla o rocía con spray antiadherente. Vierte la mezcla y menea un poco para que la superficie quede lisa. Hornea unos 40 minutos. Chequea con un palillo en el centro para ver si ya sale seco, sino deja 5-10 minutos más. Cada horno es un mundo.
    5. Al sacarlo deja que atempere unos 15 minutos y después pásalo a una rejilla hasta que esté a temperatura ambiente.
    6. Cubre con mi ultra irresistible Frosting de Queso Crema y Mantequilla Tostada. Tienes la receta en mi web. Esparce haciendo ondas con una espátula pequeña.

Notes

  • Si lo has cubierto con el Frosting de Queso y Mantequilla Tostada debes conservarlo en la nevera, si no puedes dejarlo a temperatura ambiente. En ambos casos cubierto o en un envase hermético y hasta una semana. Puedes congelar el bizcocho para usarlo en otro momento.
  • Puedes utilizar puré de calabaza en lata o hacer tu propio puré. Se puede hacer al vapor, hervida o al microondas, pero mi forma favorita es al horno, intensifica el sabor y la textura acaba siendo más densa y concentrada. Revisa mi Truco del Almendruco para hacerlo con este método.
  • La misma cantidad de masa te sirve para hacer 12 cupcakes, para hacerlo en un molde estándar de bizcocho rectangular, para 3 bizcochos circulares de 15cm de diámetro o para uno circular de 20-25cm de diámetro.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

6 comentarios en “Pastel de Calabaza”

  1. Hola amiga, ayer prepare tu receta, me encantó el sabor pero siento que quedó demasiado húmeda la mezcla, aunque hornee la auyama, probaré con un poco más de harina la siguiente edición y te cuento, ya se que textura obtengo cuando la torta es muy húmeda, ahora debo buscar un punto más grueso en la mezcla, saludos!

    1. Hola Jaqueline!!! Cómo estás? Qué alegría tenerte por aquí, muchas gracias por tu confianza!! De las cosas más importantes en esta receta y que ves destacado en varias partes del post, es la preparación del puré de calabaza. Si compras uno enlatado suele tener una consistencia bien firme, perfecta, pero si lo hacemos en casa hay que estar muy pendiente de conseguir una textura igual de densa. Por eso doy mucha importancia a asar la calabaza en el horno y no cocerla en agua para su uso en repostería. Y de todas formas, siempre escurrirlo e incluso dejarlo escurrir en un colador sobre papel de cocina. No es cuestión de que añadas más harina sino de que tu puré de calabaza sea denso y lo más seco posible. Me cuentas, por favor, estoy atenta!! Un abrazo grande!!!!

    1. Hola Daniela!! Sí!! Dependiendo de los centímetros de tu molde puede que la masa llegue más o menos arriba. Asegúrate de que no sobrepase los 2/3 de su capacidad para darle espacio a que crezca. También es posible que tarde un poco más en hornearse, así que estate atenta y si al pinchar con un palito sale húmedo, ve dejándolo 5 minutos más. Me cuentas, por favor!! Un abrazo y muchas gracias!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe