fbpx

Pastel de Vainilla

El imprescindible, el irresistible, el más elegante.
THE ONE AND ONLY. YEAH.

Últimamente estoy un poco pesadita con las recetas básicas que debemos tener en nuestro fondo de armario pastelero, lo sé. Pero te aseguro que junto con el BROWNIE PERFECTO, el BIZCOCHO DE LIMÓN y el FROSTING DE QUESO, este Pastel de Vainilla es otra de las joyas de la corona que debes atesorar con más recelo. Nos va a servir para muchas, variadas y futuras recetas. Ya verás. ¡OLÉ!

Layer Cake Pastel Bizcocho de Vainilla con Buttercream de Merengue Suizo Receta de La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Durante los años que vendí mis dulces en Caracas, antes de venirme a vivir a México, tenía en mi carta un pastel al que llamaba LA NATI, por mi abuela la del BIZCOCHO DE LA ABUELA. Era igualito que este de la vídeo-receta, pero iba relleno de la CREMA PASTELERA DE VAINILLA de mi abu. Qué combinación, qué delicia, qué delicadeza, qué éxito de postre fue y es siempre. La BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO con la que lo cubría, la misma cuya receta ya tienen en la web, iba teñida sutilmente de azul Carañola, haciendo degradados como acuarela mezclado con el blanco natural de la cobertura. Gracias por tus recetas y por inspirarme siempre, abuela.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DEL PASTEL DE VAINILLA

SABOR: no demasiado dulce, avainillado, con un fondo de mantequilla equilibrado y elegante.

TEXTURA: delicioso de ambas formas, independientemente de si te gusta recién salido de la nevera o más a temperatura ambiente. Sea como sea es suave, jugoso, con la densidad ideal y necesaria para poder construir con él un pastel de pisos, pero a la vez exquisitamente delicado y fundente en la boca. La Buttercream de Merengue Suizo es insólita. Increíble. Tienes que probarla.

DIFICULTAD: este bizcocho se hace en un solo bowl y, aunque en el vídeo me ves haciéndolo en una batidora, lo puedes hacer a mano perfectamente. Para la crema sí necesitas unas varillas eléctricas, pero en general este no es de los que considero pasteles difíciles. Para nada.

CURIOSIDADES: Existen referencias de un pan similar al bizcocho en la tumba del faraón Ramsés III (1198-1176 a.C.), ubicada en la antigua ciudad de Tebas, Egipto. Alucina, vecina. Cómo te quedas.

Podemos dividir los tipos de bizcochos, muy básicamente para comenzar, en dos grandes grupos. Esta clasificación está muy simplificada, más adelante hablaremos de las diferencias según su elaboración y sobre las subdivisiones de los siguientes bloques principales:

BIZCOCHOS LIGEROS, cuya composición principalmente es azúcar, huevos y harina. En ellos no se utilizan impulsores químicos, como polvo de hornear o bicarbonato porque “el aire”, su esponjosidad, la aporta el tipo de batido del huevo. Muy popular dentro de esta clasificación es el bizcocho genovés. Aquí se encuadran los pasteles que necesitan emborracharse, como un tres leches, por ejemplo y los laminados para hacer swiss rolls o brazos de gitano enrollados.

Y por otra parte están los BIZCOCHOS PESADOS, a los que además se les incorporan grasas, bien sea aceite, mantequilla (o manteca) o una combinación de ambos, como en el caso de este Pastel de Vainilla. En mi opinión la mantequilla aporta más sabor y el aceite más humedad y flexibilidad. Me gustan más que los ligeros porque son más jugosos y sabrosos, pero por supuesto hay momentos y necesidades. Aquí encontraríamos los pound cakes y bundt cakes, como éste BIZCOCHO DE LIMÓN, este BANANA BREAD, o pasteles como este PASTEL DE ZANAHORIA.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER PASTEL DE VAINILLA

Una de las múltiples virtudes de esta maravilla de pastel es que es la base sobre la que soñar muchos otros. Es perfecto para añadir esencias como almendra o limón; especias como canela, clavo, jengibre o nuez moscada y darle un toque reconfortante y festivo; trocitos de chocolate, pasas, o frutos secos; e incluso mezclar de forma marmolada cucharadas de mermeladas, Nutella o mantequilla de cacahuete, que me flipaaaa. También es ideal para dividir y hacer un pastel arcoíris, o del color que lo necesites, utilizando colorantes en pasta o gel. Como siempre te recomiendo para obtener un resultado más intenso y que no se ague la mezcla. Por cierto, así de polivalente es la BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO. Puedes combinar este pastel también con una BUTTERCREAM DE CHOCOLATE, o con mi FROSTING DE QUESO INFALIBLE.

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO
PARA HACER PASTEL DE VAINILLA

Puedes envolver muy bien el bizcocho con film transparente o tu envoltura ecológica favorita y conservarlos en la nevera hasta tres días y decorarlos más adelante. Puedes tenerlo hasta un mes y medio en el congelador perfectamente. Yo siempre tengo algún bizcocho congelado de emergencia. Así, si me surge una reunión inesperada, lo saco a temperatura ambiente y en lo que voy haciendo la buttercream u otros preparativos, se ha descongelado y voy directa a la decoración. Te recomiendo que siempre almibares un poco los bizcochos antes de decorarlos, como te explico en la receta.

Es importante que los ingredientes húmedos, es decir, el huevo, la leche, el aceite, el yogurt y la vainilla, estén todos a temperatura ambiente. Así evitaremos que la mezcla se corte y parezca que se separa y que todo se combine mucho más rápida y armoniosamente. Además, entra al horno a una temperatura más amable y no sufre tanto el choque. A lo mejor me estoy inventado esto último, pero lo decía mi abuela. Así que va a misa, como ella decía.

Presta atención a la elección de los moldes. En la receta te explico más sobre ello. Es importante porque, como en todas las recetas, el tamaño que escojas determina el tiempo que debes hornearlo. No precisa el mismo tiempo un pequeño y requetecuqui cupcake, que un pastel grande de 30 cm de diámetro. Además de que cada horno es un mundo y tienes que pillarle el punto al tuyo y esto también te lo digo siempre y espero que no te estés tirando de los pelos. Soy una pesada, pero te quiero. Emoji de gran sonrisa y bien de dientes.

Pastel Bizcocho de Vainilla con Buttercream de Merengue Suizo Infalible Receta de La Carañola

Hoy me doy cuenta de que estoy cagada de miedo. Y hoy también estoy segura de que tengo muchos huevos.

Que si he llegado hasta aquí puedo llegar a donde sea. Y no me refiero a los kilómetros, sino al alma. He logrado muchas cosas que ni yo imaginaba, pero me he desviado tantas veces del camino que pienso que el que me está sorprendiendo es mejor que el que una vez soñé. Y a la vez no puedo evitar la nostalgia. Una dulce, eso sí. Caerse, conocerse y y estar dispuesto a crecer es el acto de mayor valentía. Porque crecer duele, coño que sí, pero qué gusto después cuando nuestras piernas se hacen más largas.

¿Que por qué te digo esto? A estas alturas ya sabes que no soy una repostera normal y tú eres demasiado increíble como para que, entre ingrediente e ingrediente, no hablemos de las cosas importantes de la vida. Gracias por estar aquí.

PASTEL DE VAINILLA con Buttercream de Merengue Suizo | La Carañola #Shorts
Layer Cake Pastel Bizcocho de Vainilla con Buttercream de Merengue Suizo Receta La Carañola

Pastel de Vanilla

Yield: 10 porciones, un pastel pequeño de 3 pisos de 15 cm de diámetro
Prep Time: 15 minutes
Cook Time: 30 minutes
Additional Time: 1 hour
Total Time: 1 hour 45 minutes

El imprescindible, el irresistible, el más elegante y aclamado Pastel de Vainilla con Buttercream de Merengue Suizo. THE ONE AND ONLY. YEAH.

Ingredients

  • 225 g, 1 y 1/2 tz, harina de trigo todo uso
  • 130 g, 1/2 tz y 1 cda, azúcar blanco
  • 1 y 1/2 cdta polvo de hornear
  • 1/4 cdta sal
  • 75 g, 1/3 tz, mantequilla con o sin sal
  • 1 huevo L
  • 180 ml, 3/4 tz, leche
  • 75 ml, 1/4 tz y 1 cda, aceite suave
  • 1 cda yogurt sin azúcar u otro lácteo cremoso
  • 1/2 cda vainilla
  • 1 receta de Buttercream de Merengue Suizo (receta en Instrucciones)

Instructions

  1. Precalienta el horno a 170°C y prepara tres moldes bajos circulares de 15 cm de diámetro o uno solo de 15 cm pero más alto para poner toda la mezcla. Duplica cantidades si quieres un pastel mediano.

  2. En un bol grande con unas varillas manuales o eléctricas o en una batidora o robot de cocina con las varillas de globo, mezcla los ingredientes secos: harina, azúcar, polvo de hornear y sal. Integra la mantequilla a temperatura ambiente hasta que obtengas una mezcla arenosa. Este paso es la clave de la jugosidad de este pastel, no lo modifiques.

  3. Añade los líquidos, todos a temperatura ambiente: huevo, leche, aceite, yogurt y vainilla. Mezcla a velocidad media-alta durante medio minuto. Para, rebaña bien el bol por si ha quedado algo abajo y vuelve a batir 30 segundos más o hasta que todo esté combinado.

  4. Divide la mezcla entre tres moldes (previamente enmantequillados y enharinados o con spray anti adherente y/o papel de hornear en el fondo) de 15 cm de diámetro o uno solo más alto. Si escoges dividir la masa como yo en el vídeo tardarán menos, unos 30 minutos a 170°C, si lo haces en un solo molde más alto, entre 50 y 60 minutos. Chequea con un palillo en el centro hasta que salga seco. Si no, ve añadiendo tandas de 5 a 10 minutos. Y nunca abras demasiado pronto el horno o corres el riesgo de que se baje. Anota tus tiempos en tu horno, siempre te digo que cada uno es un mundo. Soy una pesadita :)

  5. Sácalos a enfriar en una rejilla y desmolda cuando ya no te vayas a quemar al voltearlos. Ve preparando la BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO, pincha sobre el nombre para ir a la receta. Te puede gustar mucho también con esta BUTTERCREAM DE CHOCOLATE, este FROSTING DE QUESO CREMA o este FROSTING DE MANTEQUILLA TOSTADA.

  6. Decora una vez los bizcochos estén a temperatura ambiente, a tu gusto o según mi propuesta en el video: corta un poquito las montañitas de los bizcochos, humedécelos un poco con almíbar simple (te explico cómo hacerlo en las Notas de abajo), rellena y aplica una primera capa recoge-migas de BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO y lleva a la nevera 1 hora.

  7. Si lo quieres así sencillo, tipo pastel desnudo, sólo decora por encima como prefieras. Si lo quieres como en el vídeo, ponle otra capa de la crema. Para asegurarte que esté bien firme y estable déjalo toda la noche en la nevera, mínimo 3 horas. También puedes darle un baño exprés de frío metiéndolo una hora en el congelador.

Notes

  1. Una vez decorado, puesto que la cobertura contiene lácteos y huevos, debes conservarla en la nevera hasta una semana. Si solo haces el bizcocho puedes mantenerlo a temperatura ambiente en un envase hermético o en un plato cubierto con film transparente. Si vives en un lugar seco no te recomiendo taparlo únicamente con un paño de tela porque cualquier bizcocho se secará. En general nunca lo recomiendo.
  2. Puedes envolver muy bien el bizcocho con film transparente o tu envoltura ecológica favorita y conservarlos en la nevera hasta tres días y decorarlos más adelante. Puedes tenerlo hasta un mes y medio en el congelador perfectamente.
  3. Para hacer un almíbar simple para humedecer un poquito las capas del pastel de pisos simplemente lleva justo a un hervor el mismo peso de agua que de azúcar, solo para que ésta se deshaga. 100 g de azúcar y 100 ml de agua, por ejemplo. Podrías bajar un poco la proporción del azúcar, a tu gusto. Conserva en la nevera hasta 10 días. Revisa EL TRUCO DEL ALMENDRUCO más arriba en el post para más detalles molones.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

6 comentarios en “Pastel de Vainilla”

    1. Hola Gaby!!! Con aceite suave me refiero a aceites que no tengan un sabor fuerte predominante. Por ejemplo el de oliva y el de coco toman mucho protagonismo y podrían competir con el sabor de la vainilla. Es mejor en este caso utilizar un aceite de sabor suave, como el de soya, canola o girasol, por ejemplo ❤️ Un abrazo gigante y muchas gracias por tu confianza, Gaby!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe