fbpx

Roscón de Reyes relleno

El dulce perfecto para iniciar el año disfrutando como niños.

Para comenzar el año llenos de ilusión, este Roscón de Reyes relleno es la mejor opción. ¡Y, sin haberlo planeado, me ha salido un pareado! Me conmueve recordar la mañana de Reyes y todo lo vivido en torno al árbol y al roscón esa mañana. Disfruta conmigo de mi dulce favorito de la infancia. Ok, de niña y de grande, ¡mi preferido! Esta es la versión típica española.

Roscón de Reyes Relleno Español Nata y Trufa Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Sabes que normalmente, antes de la receta que siempre te dejo abajo súper bien detallada, me gusta echarte diferentes cuentos en torno al postre que tengamos entre manos ese día. Pero en el momento en el que redacto estas palabras me encuentro en el salón de la casa de mis padres. Mi madre se está echando la siesta y mi padre ve un documental en la tele. No voy a extenderme tanto como otras veces para poder dedicarles más tiempo. Lo más importante de la Navidad es estar con quienes amamos, pero tampoco quería privarte de esta receta. La comparto contigo con todo mi corazón.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER ROSCÓN DE REYES RELLENO

Yo lo que le pido a los Reyes es no perder la ilusión.
No de abrir un regalo, digo la ilusión de vivir, de crear, de disfrutar, de sorprendernos, de seguir amando. Sí, de amar. Amar lo que hacemos, con quién estamos, de amarte a ti y de amarme a mi. Quiero amar y no tener miedo. No, ¡perderle el miedo a sentir miedo! Tú me entiendes. A los Reyes solo les pido un regalo: que sigamos jugando y descubriendo el mundo como si siguiéramos siendo niños.

Roscón de Reyes Relleno Español Nata y Trufa Receta de La Carañola

Roscón de Reyes relleno

Yield: Un roscón grande (10 a 12 raciones) o dos pequeños
Prep Time: 30 minutes
Cook Time: 30 minutes
Additional Time: 3 hours 30 minutes
Total Time: 4 hours

Para comenzar el año llenos de ilusión, este Roscón de Reyes relleno es la mejor opción. ¡Y, sin haberlo planeado, me ha salido un pareado! Esta es la versión típica española.

Ingredients

PARA LA MASA DEL ROSCÓN

  • 200 ml (4/5 tz) leche entera
  • 10 g (1/2 cda) levadura seca instantánea granulada
  • 600 g (4 tzs) harina de trigo común de todo uso
  • 120 g (1/2 de taza) azúcar blanco
  • 2 huevos grandes
  • 80 g (1/3 tz) mantequilla con o sin sal
  • La piel de 1 naranja y de 1 limón amarillo
  • 35 ml (2´5 cdas) agua de azahar
  • 5 g (1 cdta) sal

PARA DECORAR

  • 1 huevo + 1 cda leche + 1 pizca de sal para pincelar
  • Azúcar blanco normal + gotitas de agua de azahar
  • 75 g almendras laminadas
  • 3 o 4 rodajas de naranja confitada (opcional)
  • 2 cerezas verdes y 2 rojas en almíbar y otras frutas escarchadas (opcional)

RELLENO 1 - CHANTILLY DE MASCARPONE

  • 225 g (1 tarrina) queso mascarpone
  • 360 ml (1 y 1/2 tzs) crema para batir / nata para montar (35% de materia grasa)
  • 60 g (4 cdas) azúcar glass

RELLENO 2 - GANACHE MONTADA

  • 150 g chocolate oscuro (más o menos 70%)
  • 180 g (3/4 tz) nata / crema para batir (35% materia grasa)
  • Otros 315 g (1 y 1/4 tz + 1 cda) nata / crema para batir fría (35% materia grasa)

Instructions

    1. Infusiona a fuego medio la leche con la piel de una naranja y un limón amarillo bien limpios, sin la parte blanca. Una vez hierva, apaga el fuego y deja las pieles dentro hasta que la leche alcance los 37/38ºC, es decir, la temperatura de tu cuerpo. Que metas un dedito y no sientas ni frío o ni calor. Retira las pieles y pon la leche en una jarra o bowl mediano. Añade una cucharada de la harina total, una cucharada del azúcar total, remueve muy bien y deja reposar de 5 a 10 minutos.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO #1: en este tiempo tienes que observar que la mezcla se esponja y le salen burbujitas. Esto significa que la levadura está activa, viva y en perfectas condiciones. Si no pasa nada, compra levadura nueva y repite el proceso. Una levadura inactiva o pasada no podrá levar nuestra masa.

    2. En un bowl grande, añade el resto de la harina, el azúcar, el agua de azahar, los huevos y la primera mezcla con levadura y amasa someramente con una espátula firme de silicona o una cuchara de madera o metal. Después agrega la mantequilla a temperatura ambiente, en punto pomada y, cuando esté más o menos incorporada, añade la sal y mezcla bien. Echa un poco de harina en tu superficie de trabajo y pon la masa sobre ella. Amasa 5 minutos más libremente sin añadir más harina. El orden para ir añadiendo los ingredientes si amasamos a máquina es exactamente igual que como te lo he explicado para hacerlo a mano. Tanto si utilizas una batidora de pie, tipo Kitchenaid, o con una batidora eléctrica manual, hazlo con el accesorio gancho para pan, a velocidad media o media-baja.

    3. Forma una bola, unta las paredes de un bowl mediano o grande limpio con aceite e introduce la masa, untando un poquito también su superficie. Cubre el bowl con film transparente y un paño limpio. Deja reposar hasta que doble volumen. Dependiendo de la temperatura ambiente puede tardar entre 1 y 2 h. Ponlo preferiblemente al solecito o donde sepas que hace más calor en tu casa.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO #2: para dividir el trabajo en dos partes, podrías dejar la masa reposando y levando muy lentamente toda la noche en la nevera / refrigerador toda la noche. Al día siguiente tendrías que sacarla a temperatura ambiente una o dos horas antes de continuar con el proceso, dependiendo del frío que haga en el lugar en el que vives.

    4. Úntate de aceite ligeramente las manos y la mesa, amasa de nuevo un poco para desgasificar la masa. Forma una bola introduciendo los extremos hacia el centro y dando la vuelta a la masa para que esas uniones queden contra la mesa. Bolea la masa para formar una bola, valga la redundancia. Haz un hueco en el centro y ve agrandándolo muy poco a poco, girando la masa y dejando que su peso y con tu ayuda formes una rosca grande circular.

    5. Coloca el roscón en una bandeja con un tapete de silicona y/o un papel de hornear y acomoda un poco la forma, luego terminaremos de pulirla. Métele la figurita, sin necesidad de forrarla y el haba envuelta en papel de aluminio, en la parte de abajo del roscón. Cubre con film y el paño y deja levar de nuevo. Si lo vas a rellenar puedes ponerle la figurita y el haba en ese momento.

    6. Una vez introducidas las sorpresas arremete los bordes del roscón por debajo, consiguiendo así perfeccionar la circunferencia y a la vez tensando y alisando la masa, dejando por debajo cualquier unión, lo más finamente que puedas. Esta tensión generará un roscón más elevado, estructurado y esponjoso. Cubre suavemente tu roscón sin apretarlo con film y un paño limpio y seco y deja que leve de nuevo. No hace falta que duplique exactamente su volumen, pero sí debe hincharse. Una media hora o hasta una hora y media dependiendo de la temperatura del lugar. Ve precanlentando el horno a 175ºC y pon tu roscón a levar o bien al sol o bien cerca del horno.

    7. Quita el paño y retira con mucho cuidado el film transparente para no deshichar ell roscón. Sin embargo, si ves que necesitas imperiosamente arremeter algún ladito para que uniformar la circunferencia, hazlo con muuuucho cuidadito y mucho Amor. Pincela con el huevo, la leche y la pizca de sal bien, bien, bien batidos, asegurándote de no dejarte ningún espacio sin pintar y tratando de no aplastarlo con el pincel.

    8. Corta las frutas a tu gusto. Las cerezas siento que sí o sí debes partirlas por la mitad, sin embargo, con las naranjas hay gente que pone las rodajas completas. A mí me gusta picarlas por la mitad porque me parece que después se reparte mucho mejor el roscón. Distribuye las frutas a tu gusto, centrándolas bien en el roscón, incluso un pelín hacia el centro porque al hornearse crece y tienden a irse hacia afuera. Pon la almendra laminada en los espacios entre las frutas y azúcar blanco humedecido con unas gotas de agua de azahar sobre ellas. Si no te gustan las frutas o no las encuentras, pon solo la almendra y el azúcar. O viceversa, pon solo las frutas y el azúcar o sin azúcar. ¡¡Es tu roscón y lo decoras a tu gusto!!

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO #3: tienes la receta de las NARANJAS CONFITADAS en mi web. Para el roscón guárdalas en su almíbar para que se mantengan blanditas para decorar.

    9. Llévalo al horno precalentado a 175°C durante unos 25 a 35 minutos o hasta que esté dorado de intensidad ligera a media. No te pases de horneado porque se secará mucho, pero tampoco lo dejes paliducho. Deja que tu intuición repostera te guíe, más que fiarte de los tiempos. Siempre te digo que cada horno es un mundo y la duración del horneado depende de muchísimos factores. Sácalo del horno a una rejilla para atemperar y que pierda el calor antes cortarlo para rellenarlo, si es que has decidido hacerlo.

    PARA EL RELLENO DE CHANTILLY DE MASCARPONE
    Comienza batiendo a velocidad media-alta con una batidora de varillas o robot de cocina el mascarpone y la mitad de la crema fríos. Una vez mezclados, solo unos segundos, agrega el resto de la nata y el azúcar glass tamizado hasta que monte. El resultado es una crema batida estable y deliciosa, elegante, nada empalagosa. Puedes rellenar la manga y guardarla un rato en el frigorífico si lo necesitas hasta que el roscón pierda el calor.

    PARA EL RELLENO DE GANACHE MONTADA
    En un bol mediano o grande, en el microondas en tandas de 30 segundos o al baño María, derrite suavemente el chocolate picado junto con los primeros 180 ml de nata. Mezcla con unas varillas manuales hasta que quede perfectamente emulsionado. Después añade los otros 315 g de nata fría. Mezcle bien hasta incorporar y transfiere la ganache a un recipiente limpio. Cubre a piel con film transparente y reserva en el frigorífico un mínimo de 6 horas. Puedes prepararla hasta aquí la noche anterior. Saca la ganache del refrigerador y bate velocidad media-alta hasta obtener una textura cremosa y aireada, con la consistencia firme ideal para trabajar con manga pastelera. Puedes rellenar la manga y guardarla un rato en el frigorífico si lo necesitas hasta que el roscón pierda el calor.

    10. Tu roscón ya debe estar a temperatura ambiente antes de cortarlo. Hazlo con cuidado con un cuchillo de sierra largo o con una lira de repostería. Retira delicadamente a un lado la parte de arriba. Llena una manga pastelera con la boquilla que hayas elegido usar. La mía en una 1M de Wilton, es decir, una boquilla grande de estrella, pero puedes utilizar otra grande rizada diferente, o una redonda lisa. Incluso, si no tienes manga ni boquillas o te da pereza hacerlo así, puedes rellenarlo sin más poniendo cucharadas del relleno y alisándolo con paciencia y cariñito.

    11. Con cuidado, de nuevo, pon la parte de arriba sobre la de abajo ya con el relleno. Acuérdate de colocarla bien para no poner la parte que no es sobre el lado que no es y que te quede desequilibrada. Puedes picar y repartir tu roscón ya mismo o llevarlo a la nevera/refrigerador durante una hora para que la crema se estabilice más. Lo que te apetezca. Tu roscón, tus reglas. Pero sobre todo, disfrútalo en y con Amor.

Notes

1. El roscón estará en su mejor momento el día en que los horneamos, pero al día siguiente y dos días después estará buenísimo también. Con el paso de los días se irán secando un poquito, pero nada que un chocolate calentito no compense. Si lo has rellenado guárdalo en la nevera/refriferador dentro de una bolsa plática o en un envase hermético. Si no lo he rellenado consérvarlo igual, pero a temperatura ambiente.

2. El agua de azahar es una esencia aromática destilada del azahar, la flor del naranjo. Un agua transparente muy fragante y floral, pero con un puntito amargo. Es de origen árabe y su uso es muy típico en España, en el roscón de Reyes y en México también en gran parte de sus panes de muerto y en ocasiones también en la rosca. Puedes encontarla en tiendas físicas y online de repostería, o en Amazon, en botes de cristal de alrededor de 200 ml.

3. Si quieres dividir el trabajo en dos partes prepara la masa hasta el primer reposo-levado. En el momento en que ya tienes tu bolita de masa feliz y ligeramente untada en aire, igual que el bowl y lo has cubierto con film transparente, es cuando la puedes llevar a la nevera/refrigerador. Deja que leve de un día para otro lentamente en frío. A la mañana siguiente saca la masa de la nevera y, sin quitarle el film, deja que vuelva a la temperatura ambiente. Tardará entre una y dos horas. Una vez la masa esté a temperatura ambiente dale la forma y ponla sobre la bandeja para su último levado y procede según lo indicado.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe