fbpx

Sangría española

El cóctel tradicional “made in Spain”.

Es que es hablar de ella y que se me plante automáticamente una sonrisa en la cara. Esta es la auténtica receta casera tradicional de Sangría española, la que te pone a bailar por bulería en un tra-tra. Mucho más que vino, fruta y licor, este combinado ibérico es un emblema patrio, un llamamiento a la alegría. ¡¡Calienta las palmas que hoy se sale!!

Sangría Española Spanish Auténtica Receta Casera Tradicional Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

En mis tiernos 20, cuando estudiaba en mi segunda escuela de Arte Dramático en Madrid, trabajé en el bar de mi amiga Sandra en La Latina. El barrio por excelencia del tapeo y la juerga de la capital, me regaló momentos que jamás olvidaré. Recuerdo esos sábados de verano, con las calles a reventar de turistas y nacionales, de carcajadas, cañas y, cómo no, de sangría. Recuerdo la cocina de La Bayuca, como se llamaba nuestro garito, llena de jarras listas con sus frutas macerando con azúcar y licor, listas para añadir vino, refresco y hielo, en cuanto alguien las reclamase. Se vendían como caramelos a la puerta de un colegio.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LA SANGRÍA ESPAÑOLA

SABOR: equilibrio perfecto de vinito, refresco burbujeante, y el punto justo de azúcar y licor, que permiten apreciar los matices frutales.

TEXTURA: no te voy a hablar de la textura, como acostumbro cuando te hablo de un postre, sino de la sensación que experimentas al tomarla. Es refrescante, chispeante y con sorpresa final en forma de deliciosa fruta macerada.

DIFICULTAD: no sé que es más fácil, si hacerla o terminársela.

CURIOSIDADES: en verano este cóctel ibérico se “googlea” fuera de las fronteras españolas más que el mismísimo gintónic. ¡Así es de aclamado y codiciado!

Hay escritos que cuentan que en el siglo XIV las autoridades españolas permitían beber durante el Viernes Santo una limonada de vino rebajado con agua, limón y azúcar. En Andalucía se empezó a incluir fruta cortada en la poción, por aquello de endulzar el vino malo, además de especias y canela. Y al parecer, ya por 1930, Pedro Chicote, el famoso hostelero español fundador del famosísimo Museo Chicote de la Gran Vía madrileña, comenzó a incluir en su carta ponches y sangrías, nombre inspirado en su inconfundible color, similar al del líquido vital.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER SANGRÍA ESPAÑOLA

Es, sin duda, junto con las cañas de cerveza, la bebida más demandada por los turistas en España. Quizá porque, nunca lo he entendido, en mi país tendemos a infravalorar algunos de nuestros tesoros, la sangría no ha sido colocada desde siempre en el pedestal que merece. Es refrescante, divertida, fácil de hacer y perfecta para compartir. Gracias a Camarón, la Flores y la Jurado, una pequeña selección de dioses patrios, está tomando su justo protagonismo entre mis coterráneos, más allá de lo que se la ama fuera de nuestras fronteras. La sangría siempre será sinónimo de buen rollo y regocijo.

Sangría Española Spanish Auténtica Receta Casera Tradicional Fruta de La Carañola

Llega el verano y aparece ella, poderosa, altanera, refrescante.
Sangría del alma mía.

Y contigo los colegas, el domingo, las terrazas y las tapas.
El solete. Ay, el solete.
La playita, el chiringuito, el flamenquito.
Loleilo.

Y las siestas sin alarma, sangría de mi alma.
Yo te bailo, te alardeo, yo te ansío.

¡Guapa ere´, mi Sangría!
Loleilo.

Sangría Española Spanish Auténtica Receta Casera Tradicional Fruta Licor de La Carañola

Sangría española

Yield: 1´5 litros
Prep Time: 10 minutes
Total Time: 10 minutes

El cóctel "made in Spain". La auténtica receta casera tradicional de Sangría española que te pone a bailar por bulería en un tra-tra.

Ingredients

  • 750 ml (1 botella) de vino tinto (puede ser joven, el que prefieras)
  • 330 ml (1 lata) de refresco de naranja, limón, 7UP, soda o gaseosa (puedes añadir más al gusto)
  • 90 ml (1/3 tz) de cognac, brandy, vermut, triple seco, Cointreau o el licor que más guste (puedes añadir más al gusto)
  • 45 g (3 cdas) de azúcar blanco (+ 1 cda de agua para disolverla opcionalmente, lee la receta)
  • 1 naranja
  • 1 limón
  • 1 manzana
  • 1 melocotón
  • 1 rama de canela
  • Hielo

Instructions

    1. Lo primero que vas a preparar es la fruta. Lava todas las piezas que vayas a utilizar. Descarta los extremos del limón y la naranja, córtalos por la mitad y después pícalos en semicírculos. También puedes dejar alguna rodaja circular completa e incluso algunos triangulitos. Es tu sangría, son tus reglas. Rica va a estar de todas todas, es más una cuestión estética. La manzana me gusta cortarla en dados. Primero en cuartos quitándoles las semillas y después en trocitos. El melocotón también en trozos pequeños/medianos. Puedes usar uno de lata en almíbar.

    2. Ahora prepara el recipiente en el que vas a servir tu sangría. Lo tradicional es una jarra grande, de 1 litro y medio, pero si vas a hacer una cantidad grande, para una fiesta, por ejemplo, puedes utilizar un recipiente de vidrio amplio, como una ensaladera grandota.

    3. Añade las frutas troceadas. Yo siempre reservo una parte para decorar estratégicamente los vasos donde la voy a servir. Con lo cual, echa más o menos tres cuartos de toda la fruta que has picado.

    4. Agrega el azúcar.

    NOTA: si vas a servirla más o menos rápido, para que el azúcar quede bien disuelto, un buen truco es disolverla primero con una cucharada de agua caliente, no te preocupes porque el calor se irá en cuanto se mezcle con las frutas.

    5. Añade el licor y la canela y mezcla todo muy bien. En este momento es conveniente dejar reposar la mezcla para que macere durante una horita. Si la fiesta no puede esperar un minuto, no te preocupes, continúa sin mirar atrás. ¡¡El mundo es tuyo!!

    6. Es el turno del vino y seguidamente del refresco. Me gusta utilizar un vino tinto joven de calidad. No hace falta que invirtamos en un gran vino, pero nunca uso un vino "peleón", como llamamos en España a los vinos malos. Como dice Karlos Arguiñano: si metes bueno, sale bueno. Aplicable a la vida en general. El refresco me gusta de naranja, pero también puedes utilizar uno de limón e inluso 7UP, soda o gaseaosa. Remueve todo bien.

    NOTA: si por lo que sea no vas a tomar tu sangría en el momento, te aconsejo que esperes para añadir el refresco justo de antes de servir y que así las burbujitas no se pierdan.

    7. Añade hielo a la jarra y deja que se enfríe un poco la mezcla antes de servirla, aunque de todas formas vayas a poner más hielo en cada vaso o copa. Puedes decorar los vasos con un poco más de la fruta que reservaste. Hey, y cuando te termines la copa, puedes comerte la fruta. Estará empapadita de sangría y Amor. ¡¡¡A GOZAR!!!

Notes

Si vas a servir tu sangría más o menos rápido, para que el azúcar quede bien disuelto, un buen truco es disolverla primero con una cucharada de agua caliente, no te preocupes porque el calor se irá en cuanto se mezcle con las frutas.

Antes de agregar el vino y el refresco es conveniente, aunque no imprescindible, dejar reposar la mezcla para que macere durante una horita.

Me gusta utilizar un vino tinto joven, pero no malo, como hacen muchos desalmados. Joven, pero de calidad. No hace falta que invirtamos en un gran vino, pero nunca uso un vino "peleon", como llamamos en España a los vinos que te hacen arrugar la cara.

Si por lo que sea no vas a tomar tu sangría en el momento, te aconsejo que esperes para añadir el refresco justo de antes de servir y que así las burbujitas no se pierdan.

Es preferible añadir el hielo al final o directemente solo en los vasos o copas para que no se agüe la sangría.

Puedes añadir tu toque personal con frutas de temporada como cereza, toronja, pera, lima, mandarina… ¡Y comértela toda al acabar la sangría, por supuesto!

No es conveniente guardar la sangría de un día para otro porque podrían comenzar a fermentar las frutas con el alcohol, así que a darle hoy, que el mañana no existe.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe