fbpx

Tarta de Higos y Queso de Cabra

Mucho más que un postre, un bocado elegante y sorprendente.

Me encantan los platos salados que tienen algún toque dulce y siempre le echo un poco de sal a todos mis postres porque se despierta algo en nuestra boca que hace que se abran nuestros sentidos. Esta Tarta de Higos y Queso de Cabra es ideal en cualquier momento y celebración y hará las delicias de quienes afirmar “no ser muy de postres”. Ya, ja. Ponlos a prueba.

Cheesecake Tarta de Higos, Queso de Cabra Miel Receta de La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

No te lo vas a creer, pero al parecer el higo no es una fruta. Estrictamente, los higos son flores invertidas. Las higueras no florecen de la misma forma que otros árboles frutales, como los almendros o los cerezos, por ejemplo. Las flores de la higuera crecen dentro de una vaina en forma de pera que luego madura hasta convertirse en la fruta que conocemos, el higo. Cada higo, contiene muchas flores y cada una de esas flores produce un único fruto llamado aquenio. Estos frutos son muy pequeños y contienen una semilla. Precisamente son estos aquenios los que hacen que el higo de esa textura tan crujiente. Me flipan.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LA TARTA DE HIGOS Y QUESO DE CABRA

SABOR: ligeramente salada por el queso de cabra, mágicamente dulce por la miel, exquisita y elegantemente frutal gracias a los higos. Un paseo por la naturaleza más romántica.

TEXTURA: base crujientita y fundente, relleno de queso suculento y cremoso y frescos higos que ofrecen un maravilloso balance.

DIFICULTAD: de las tartas de queso más sencillas que puedes hacer.

CURIOSIDADES: el higo es considerado por muchos como la fruta más antigua de la historia. Se cree que este fruto ha acompañado a los seres humanos desde los inicios. Aparece en los textos sagrados de muchas religiones y en jeroglíficos de la pirámide de Gizeh, 4.000 a. C. Alucina.

Si te molan los postres con queso tienes que darte un paseo por esta NEW YORK CHEESECAKE, los clásicos no pasan de moda; probar, sin duda alguna, cualquiera de estas dos maravillas, este PASTEL DE MANZANA Y QUESO CREMA y este PASTEL DE DURAZNO Y QUESO CREMA; estos sencillísimos VASITOS DE PIE DE LIMÓN Y QUESO; y cubre cualquier bizcocho, y digo cualquiera por le queda bien a todo, con este FROSTING DE QUESO INFALIBLE.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER TARTA DE HIGOS Y QUESO DE CABRA

Esta receta me recuerda al pueblo de mis padres. Me recuerda a los frutales de su jardín. Me recuerda a mi padre subido en una escalera cogiendo manzanas, cerezas, peras e higos, a mi madre diciéndole que tenga mucho cuidado para no caerse y, un rato después, remangándose para hacer mermeladas. Y, como acaba de pasar el día en que se celebra al Padre en muchos países del mundo, te dejo estos sentimientos convertidos en palabras, papi.

Cheesecake Tarta de Higos, Queso de Cabra y Miel Receta Carañola

Recuerdo cuando me agarrabas la mano de pequeña. Con esas manos grandotas y fuertes. Y cuando me llevabas a hombros. A tu lado nada malo podía pasarme. Ahora que he crecido sigo sintiendo que me acompañas en cada paso. No me llevas de la mano, pero nos llevamos en el corazón.
Gracias, papá.
Te quiero, aita.

Cheesecake Tarta de Higos, Queso de Cabra y Miel Receta La Carañola

Tarta de Higos y Queso de Cabra

Yield: De 8 a 10 raciones
Prep Time: 15 minutes
Cook Time: 1 hour
Additional Time: 3 hours
Total Time: 4 hours 15 minutes

Mucho más que un postre, esta Tarta de Higos y Queso de Cabra es un bocado elegante y sorprendente, ideal en cualquier momento y celebración.

Ingredients

PARA LA BASE

  • 25 g (1/4 tz) nueces (opcional)
  • 200 g galletas María (o Digestive o Graham)
  • 24 g (2 cdas) azúcar (puedes omitirlo si quieres hacer tu tarta libre de azúcar refinado)
  • 100 g (1/3 tz + 2 cdas) mantequilla

PARA EL RELLENO

  • 285 g queso de cabra
  • 2 huevos
  • 120 g (1/3 tz) miel
  • 2 cdtas vainilla
  • 1 y 1/2 cdtas jugo de limón
  • 1/4 cucharadita de sal (opcional dependiendo de cómo nos guste este punto)

PARA DECORAR

  • De 6 a 8 higos (depende de lo grandes que sean)
  • 60 ml (1/4 tz) miel de abeja
  • 2 pizcas sal en escamas

Instructions

    1. Precalienta tu horno a 175ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador.

    2. Tritura las galletas y las nueces en un procesador de alimentos. También podrías hacerlo a mano poniendo las galletas en una bolsa con cierre hermético, aplastándolas con un rodillo o botella y picando por otra parte, muy finamente con un cuchillo, las nueces.

    3. Combina las galletas trituradas con el azúcar (puedes omitirlo si quieres hacer tu tarta libre de azúcar refinado) y la mantequilla derretida a temperatura ambiente, no caliente. Los puedes mezclar en el propio procesador unos segundos o a mano en un bol.

    4. Distribuye y compacta la mezcla de galleta en la base y paredes de tu molde para pie/pay. Utiliza uno rectangular como el mío o redondo de alrededor de 23 cm de diámetro, preferiblemente desmontable o usa uno de cristal de Pyrex y lo sirves en el recipiente. Lleva la base lista a la nevera mientras preparas el relleno.

    5. Mezcla en un bol mediano el queso de cabra con los huevos, ambos a temperatura ambiente para que te sea más fácil integrarlos. Después añade el resto de ingredientes: miel, vainilla, jugo de limón y la sal, en caso de que te guste este puntito. Ten en cuenta que este queso es algo más intenso que el clásico queso crema.

    6. Forra el exterior de tu molde con papel de aluminio para ponerlo luego al baño María y que no le entre agua.

    7. Vierte la mezcla en el molde y pon el molde sobre otra bandeja de horno. Echa agua caliente en la bandeja, con un dedo de profundidad, un poquito, es suficiente. Esto hará que haya humedad en el horno y no le salgan grietas. Aunque si le salen, no te preocupes, al decorarlo se ocultarán.

    8. Lleva tu bandeja con el molde al horno precalentado a 175ºC durante 1 hora. Si sientes que cuando falten 15 minutos se está dorando demasiado ponle un papel de aluminio por encima, sin necesidad de ajustarlo, que solamente tape la tarta. Pasado este tiempo, sácala del horno y deja que pierda el calor, luego llévala a la nevera/refrigerador por al menos 3 horas, mejor de un día para otro.

    9. Corta en láminas los higos y distribúyelos por la superficie de tu tarta, después de ser refrigerada. Derrama unos hilos de miel y un par de pizcas de sal en escamas, ¡¡¡y a disfrutar!!! Consérvala hasta una semana en la nevera.

Notes

1. Consérvala hasta una semana en la nevera.

2. Puedes omitir el azúcar de la base de la tarta si quieres hacerla libre de azúcar refinado.

3. Para hacer una versión sin gluten utiliza unas galletas libres del mismo para la base.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe