fbpx

Tarta de Queso La Viña

La famosísima tarta de queso vasca, la tierra en que nací.

Si tengo que escoger un postre de la tierra que me vio nacer esta es, sin duda alguna, mi elección. La Tarta de Queso al estilo del restaurante La Viña de San Sebastián es inigualable. Y no solo es extraordinariamente exquisita, sino que es fácil de hacer y se elabora con pocos ingredientes que seguro que tienes en casa. Ven, que te llevo a mi hogar.

Tarta de Queso Vasca Quemada Restaurante La Viña San Sebastián Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Puedes encontrar aquí en mi web muchas recetas que hacen que se me agüen los ojos y se me alegre el corazón. La receta que más me conmueve y más recuerdos me trae es el BIZCOCHO DE MI ABUELA, el que se ha hecho tooooda la vida en mi casa. Pero no puedo olvidar el ROSCÓN DE REYES español, el PAN DE MUERTO mexicano y el PAN DE JAMÓN venezolano. Siempre digo que mi corazón se hace cada vez más grande, a medida que aumentan los países que se convierte en mis hogares.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LA TARTA DE QUESO LA VIÑA

SABOR: a queso sutil, con el punto justo de azúcar para que éste se saborée perfectamente, nada empalagosa. En La Viña lo sirven sin mermeladas ni culís, es ella y solo ella. No hace falta más.

TEXTURA: súuuuper suave y fundente, sobre todo en el centro. El exterior y la parte más tostada de arriba son igualmente deliciosos.

DIFICULTAD: cero patatero.

CURIOSIDADES: es una tarta de queso suave, sin corteza, horneada en un horno muy caliente con el objetivo de que la parte superior se caramelice al tiempo que el interior se mantenga suave y cremoso. Esta es de las tartas más versionadas y tratadas de replicar del mundo.

Nunca me cansaré de contar y de presumir que en el País Vasco es el lugar donde mejor se come del mundo y la gente cocina por deporte. ¡Jajajaja! A ver, se come de maravilla en muchísimos lugares, pero te juro que si vas te vas a acordar de mi y también te aseguro que es probable que vuelvas con un par de kilitos más. En Euskadi, como se dice País Vasco en euskera, la lengua oficial junto con el español, hay muchísimos restaurantes que son referencia mundial: el de Martín Berasategui, que lleva su nombre; Azurmendi, de Eneko Atxa; Arzak, ahora conducido por Elena, hija de Juan Mari, su fundador; o Mugaritz de Andoni Luis Aduriz, entre infinidad de otros.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER TARTA DE QUESO LA VIÑA

Pero vayas donde vayas, pueblos, cascos antiguos de pequeñas ciudades o centros históricos de las capitales, pregunta por buenos bares de pintxos y prepárate para alucinar. A lo mejor no tienen estrella Michelín, pero igualmente vas a flipar en colores. Bueno, pues uno de esos restaurantes es el famoso La Viña de Donosti, quien popularizó a nivel mundial su famosa tarta de queso. La viralísima burnt basque cheesecake, o tarta vasca de queso quemada, es esta, cuqui. Por favor, hazte el favor de probarla. Aquí te cuento el paso a paso. Visita Euskadi si tienes ocasión y salúdame a mi Cantábrico querido.

Tarta de Queso Vasca Quemada Restaurante La Viña Donosti Receta La Carañola

La tierra en que yo nací es verde, es frondosa, es salvaje.
Donde nací yo se habla un idioma extraño y hermoso.
Los bosques son vastos, el mar bravo, la lluvia implacable.
Las personas son nobles y fuertes. Reímos muy alto y nos gusta comer.
Bacalao, tarta de queso, txakoli
Donde yo nací el horizonte es eterno.
Euskadi, maite zaitut. País Vasco, te quiero.

Tarta de Queso Vasca Quemada Restaurante La Viña Donostia Receta La Carañola

Tarta de Queso La Viña

Yield: de 10 a 12 raciones
Prep Time: 10 minutes
Cook Time: 50 minutes
Additional Time: 6 hours
Total Time: 7 hours

La famosísima tarta de queso vasca, la tierra en que nací. Esta Tarta de Queso al estilo del restaurante donostiarra La Viña es EX-QUI-SI-TA.

Ingredients

PARA UN MOLDE DE +- 23 CM

  • 1 kg queso crema
  • 400 g (1 y 2/3 tzs + 1 cda) azúcar
  • 500 ml (2 tzs) crema para batir (nata para montar / crema de leche, 35% materia grasa)
  • 7 huevos
  • 15 g (1 cda) harina (versión sin gluten: almidón de maíz, maizena)

PARA UN MOLDE DE +- 2O CM

  • 850 g queso crema
  • 350 g (1 y 1/2 tzs) azúcar
  • 435 ml (1 y 3/4 tzs + 1 cda) crema para batir (nata para montar / crema de leche, 35% materia grasa)
  • 6 huevos
  • 13 g (1 cda rasa) harina (versión sin gluten: almidón de maíz, maizena)

Instructions

    1. Precalienta el horno a 210ºC con calor arriba y abajo y sin el ventilador, si es que tienes esa opción.

    2. Vamos a preparar este pastel con todos los ingredientes a temperatura ambiente. Pon el queso crema en un bol grande y añade el azúcar. Combina perfectamente hasta que quede una mezcla homogénea, con unas varillas manuales, con unas eléctricas o con una batidora de inmersión de brazo a velocidad baja.

    3. Añade los huevos, uno a uno, y mezcla bien hasta incorporarlos.

    4. Incorpora la harina a través de un colador para que no queden grumos y mezcla de nuevo.

    5. Añade la nata/crema para batir poquito a poco sin dejar de mezclar. Reserva un momento.

    6. Para preparar el molde, moja bajo el grifo dos hojas de papel de hornear o papel vegetal. Escurre bien los papeles y adapta primero uno al molde y después el otro girándolo 90º, como ves en el vídeo, para que cuando crezca la tarta no se derrame por ningún lado.

    7. Mi molde es desmontable y mide 20 cm de diámetro por 10 de alto. Arriba te dejo las cantidades para hacerlo en un molde de unos 23 cm de diámetro. Vierte la mezcla en el molde. Menea un poco el molde para que se asiente un poco y al horno con ella.

    8. Hornea a 210ºC durante unos 50 minutos. A los 30 minutos de horneado, si ya está suficientemente dorada, pon papel de aluminio encima, sin necesidad de ajustarlo, para que no se queme.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO: siempre te digo que cada horno es un mundo y los tiempos de horneado son variables y dependen de muchos factores. Cada vez te saldrá mejor y darás con el puntillo interior que más te gusta. Si prefieres que quede más blandita por la parte central, que es la gracia principal, y la primera vez te quedó cuajada, la próxima vez hornéala durante 40 o 45 minutos en lugar de 50.

    9. Apaga el horno y déjalo cerrado con la tarta dentro durante 5 minutos. Después entreabre un poco la puerta y deja que se enfríe ahí durante cuatro o cinco horas. Luego cúbrela con papel de aluminio o film transparente y guarda la tarta en la nevera durante toda la noche o al menos durante 6 horas.

    NOTA: según la saques del horno estará súper tambaleante, como un mega flan, y como si la faltase cocción en el centro. En la nevera terminará de estabilizarse, no te preocupes. Es la clave de esta tarta.

    10. Para desmoldar abre el molde desmontable, retira el aro y separa el papel, como si de una magdalena o cupcake se tratase. Sírvela con el papel o llévala a un plato ayudándote del mismo. Para quitar el papel, rasga un lado y, con mucho cuidado, ve retirándolo. Y a gozar.

Notes

1. Para hacer una versión sin gluten simplemente sustituye la harina por maicena o tu mezcla favorita de harina sin gluten. Mi preferida en este caso es la maicena o fécula / almidón de maíz.

2. Esta receta contiene muy pocos ingredientes, trata de utilizarlos de la mejor calidad posible :D

3. Es una tarta de queso suave, sin corteza, horneada en un horno muy caliente con el objetivo de que la parte superior se caramelice al tiempo que el interior se mantenga suave y cremoso. No te pases con el horneado para que el centro quede jugoso y fundente.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe