fbpx

Tostadas Francesas

El bocado más jugoso y agradable. Como un beso en el alma. Comeflor, lo sé. Mogollón.

Hay algo que nos acerca a lo más sencillo y cálido en este dulce: una sensación de hogar y bienestar inigualables. Pan, leche, en este caso nata, azúcar y mantequilla, son ingredientes básicos que nos hacen regresar a la infancia y a la esencia de los sabores. Estas tostadas francesas saben a gloria. Fáciles y reconfortantes como un buen abrazo.

Tostadas Francesas Pan Francés Pan Perdido Receta de La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Puede que no les sorprenda, por mi alto grado de frikismo, que a estas alturas les diga que soy mega fan de The Big Bang Theory. Ese grupito de nerds extremadamente inteligentes me saca sonrisas y carcajadas en cada episodio. Y fíjate que hasta el día de hoy esta exitosísima sit comedy cuenta ya con 279 episodios, repartidos en 12 temporadas. Eso son muchas risas y sonrisas. Adoro los personajes y adoro al equipo que les da vida. Hacer felices a los demás a través de nuestro trabajo es un maravilloso privilegio.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LAS TOSTADAS FRANCESAS

SABOR: sutilmente dulce, pan, leche, o en este caso nata, y mantequilla es la mejor combinación.

TEXTURA: capa crujientita de azúcar tostado por fuera y muy, muy, MUY jugosas y suculentas por dentro.

DIFICULTAD: nada de nada, las harás para desayunar y merendar cada 2 por 3.

CURIOSIDADES: se cree que su origen es francés, sin embargo, una receta muy parecida, se encuentra en el recetario más antiguo de occidente: El Recetario de Apicius, del siglo V, en pleno Imperio Romano. Ahí es na.

Siempre me he considerado muy, muy afortunada por poder conmover a los demás, a través de las emociones desde un escenario. Soy actriz desde niña y, desde hace unos años, también repostera. Desde las tablas o desde la cocina me comunico con las personas y trato de que sean más felices, aunque sea un ratito. Tengo mucha suerte y se lo agradezco a cada uno de los espectadores o comensales que he tenido el honor de acompañar.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER TOSTADAS FRANCESAS

¿Pero qué me quieres contar con todo esto, Carañolitaaaa? Nada, que compartir con ustedes mis tostadas francesas me ha recordado a ese capítulo en el que Penny está preparando French Toasts por la mañana y Sheldon las considera una aberración en su “Lunes de avena”. Los que conocen a Sheldon ya deben estar riéndose y también saben que Penny no se molesta ni un poquito por el poco aprecio del físico teórico por su desayuno y se las come feliz junto a su Leonard querido. CONCLUSIÓN: me gustan tanto las tostadas francesas como a Sheldon Cooper una rutina bien estructurada.

El ingrediente más importante de esta receta para dos es el Amor con que la van a compartir.

Carañola, romántica empedernida y a mucha honra.

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO
PARA HACER TOSTADAS FRANCESAS

Es muy importante el pan que escojas. Puedes utilizar un pan de molde de supermercado, pero si es así trata de que sea el de mejor calidad y con el corte más grueso que encuentres. Mi manera preferida para hacerlas es con mi propio Pan de Sándwich para poder cortar las rebanadas a mi gusto, o sea, gorditas. Empaparán más y mejor y quedarán más bonitas y jugosas.

Te dejo la receta para dos rebanadas porque creo que una es suficiente por persona, pero si quieres hacer más, duplica o triplica las cantidades sin problema. Si te sobra líquido de remojar, cuélalo y guárdalo en un tarro de cristal en la nevera por hasta 3 días. Lo puedes usar otro día tranquilamente.

Si no quieres utilizar nata, puedes hacerlas más ligeras con leche, más rica si es entera. También quedan buenísimas, pero como no es un desayuno diario a mi me gustan con nata y consentirnos sin preocupación.

La capita final de azúcar tostada es lo que marca la diferencia. En serio, es brutal. Le da un crujiente que se te va la cabeza. Mi combinación favorita es acomparñarlas con mascarpone batido con nata para montar a partes iguales y un puntito de azúcar glass al gusto. Una buena cucharada encima, unas cuantas frambuesas o fresas y algunas nueces o almendras picadas y A FLIPAR.

Tostadas Francesas Jugosas Pan Francés Pan Perdido Receta La Carañola

Quedan tan jugosas y deliciosas que, sinceramente, no les hace falta nada para acompañarlas. Ahora, es verdad que quedan tan bonitas decoradas y pegan con tantas frutas y cremas, que merece la alegría experimentar. Como te dije, mi acompañamiento favorito es queso mascarpone batido con la misma cantidad de crema para montada y un toquecito de azúcar glass. Lo bato a tope y queda una crema no muy dulce y fresquita que le va perfecto a las tostadas calientes. Puedes ponerle también simplemente: chantillí, Nutella, mantequilla de cacahuete o almendra, la mermelada que prefieras, caramelo, chocolate derretido, sirope de arce o de agave, y todas las frutas y frutos secos que se te ocurran. Fresas, frambuesas, plátano, arándanos, nueces, anacardos, almendras, avellanas

Sheldon no quiere, ni por o más remoto, cambiar su avena por las french toasts de Penny. Loquito maravilloso.

The Big Bang Theory - Penny dance in the kitchen
Tostadas Francesas Pan Francés Pan Perdido Receta La Carañola

Tostadas Francesas

Yield: 2 rebanadas gruesas
Prep Time: 10 minutes
Cook Time: 10 minutes
Total Time: 20 minutes

El bocado más jugoso, sabroso y agradable. Estas Tostadas Francesas son reconfortantes como un beso en el alma.

Ingredients

  • 2 rebanadas gruesas de pan bueno de sandwich o brioche
  • 1 huevo
  • 150 ml, 2/3 tz, crema para batir / nata para montar (más ligeras con leche entera)
  • 2 cdas azúcar
  • 1/2 cdta vainilla
  • Pizca de sal
  • Pizca de canela
  • 1 o 2 cdas mantequilla

Instructions

  1. Si vas a utilizar tu propio Pan de Sándwich Casero, corta dos rebanadas gruesas, de más o menos 1´5 centímetros de ancho. Si no utiliza un pan de sandwich de la mejor calidad y mayor grosor posibles. Te quedarán más bonitas y jugosas, al poder absorber más líquido.
  2. En un recipiente amplio, yo utilizo uno rectangular de Pyrex que me permite remojar las dos rebanadas a la vez, mezcla todos los ingredientes y sumerge las dos rodajas de pan. Deja que empapen totalmente por un lado dales la vuelta para que se empapen del todo por la otra cara. Puedes utilizar una espátula para ayudarte a voltearlas porque estarán muy blanditas. Que se mojen lo máximo, máximo, máximo posible. Esta es la PRIMERA CLAVE.
  3. Calienta una sartén amplia a fuego medio. Cuando ya haya alcanzado la temperatura echa media cucharada de mantequilla, o lo necesario para impregnar toda la superficie de la sartén. Pon en ella las dos rebanadas y espera unos minutos a que se dore ese lado. Chequea después de unos 3 minutos y si están doraditas, dales la vuelta con una espátula.
  4. Chequea que también esté dorado el otro lado, si es así, es el momento de espolvorear un poco de azúcar blanco por la superficie. Voltea para que se caramelice, echa un poco más de azúcar por la cara que falta y dale la vuelta para que se caramelice ese otro lado también. Esta es la SEGUNDA CLAVE. La clave más deliciosaaaa.
  5. Te dejo ideas de presentación y acompañamiento en las notas.

Notes

  1. Quedan tan jugosas y deliciosas que, sinceramente, no les hace falta nada para acompañarlas. Ahora, es verdad que quedan tan bonitas decoradas y pegan con tantas frutas y cremas, que merece la alegría experimentar.
  2. Mi acompañamiento favorito es queso mascarpone batido con la misma cantidad de crema para batir y un toquecito de azúcar glass. Lo bato a tope y queda una crema no muy dulce y fresquita que le va perfecto a las tostadas calientes. Puedes ponerle también simplemente: chantillí, Nutella, mantequilla de cacahuete o almendra, la mermelada que prefieras, caramelo, chocolate derretido, sirope de arce o de agave, y todas las frutas y frutos secos que se te ocurran. Fresas, frambuesas, plátano, arándanos, nueces, anacardos, almendras, avellanas...
  3. No te apresures a voltearlas antes de que puedan estar medio doraditas al menos porque, si no están hechas puede que estén pegadas a la sartén. Muchas veces se nos pegan las cosas a las sartenes porque tratamos de vovltearlas antes de que les de tiempo a "sellarse".
  4. Si te sobra líquido de remojar, cuélalo y guárdalo en un tarro de cristal en la nevera por hasta 3 días. Lo puedes usar otro día tranquilamente.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe