fbpx

¿Qué fue antes, la leche o la burra?

No precisamente para potenciar la belleza de nuestra piel como Cleopatra, sino por tanta cuarentena y desvarío vírico, nos merecemos un baño relajante. Lácteo o acuático.

Sus beneficios eran conocidos por los griegos y los egipcios. Famoso es el cotillero palatino de que Cleopatra se bañaba en leche de burra. Al parecer el secreto está en su composición, muy semejante a la de la mujer, aunque más ligera y que, al parecer, era considerada un cosmético de incalculable valor.

Esta auténtica devoción por la leche de burra no solo la profesó la faraona, sino también Napoleón y Popea, la esposa del emperador romano Nerón. Estas eran las celebrities de la época, pero actualmente hay otras que siguen la tradición, como Mariah Carey, Fergie o la Kardashian. En fin, de modas locas está plagada la historia.

La leche proporciona hidratación, disminuye los poros y además ejerce una gran función calmante (mano de santo en quemaduras o rojeces) y limpiadora (adiós, células muertas y apagadas).

Ajá, ¿pero si nos queremos dar un baño tenemos que comprar 200 cartones de leche? Los expertos dicen que con tres tazas es suficiente. Échale un litro a la bañera y listo, no te compliques. Por cierto, me encanta imaginar a un grupo de expertos en baños de leche, probando cantidades, cuánta espumita sale según su tipo, todos con gorritos de baño y un montón de patitos de goma por todas partes.

Para nuestro ritual casero puede ser leche de vaca. Mejor entera, que hidrata más. La versión vegana podría ser con leche de avena o de almendras. Es conveniente exfoliar la piel para ayudar al cuerpo a absorberla mejor. La duración idónea del baño es de al menos 20 minutos. Aunque, seamos sinceros, no nos daríamos ese baño tanto por sus bondades cutáneas, sino por mandarlo todo un ratito a la M. Lo veo. Baño sexy, Coulant de Chocolate sexy y esta canción del Marvin Gaye más sexy de fondo. Yeah.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra