fbpx

Mantequilla de Pistacho

A cucharadas o en postres increíbles, siempre un delicioso éxito.

El pistacho, conocido como pistache en México, es un exquisito fruto seco que, por fin, ha obtenido la atención que merecía. Es una auténtica maravilla, por sus propiedades (es incluido en las famosas listas de superalimentos) y sabor y, debo añadir, por su precioso color. Con solo un ingrediente, esta exquisita crema o Mantequilla de Pistacho es un acompañamiento ideal en desayunos, pero también en elegantes postres. ¡¡Puedo declarar y declaro que estoy entrando en mi Pistacchio Era!! Enga, pos ya lo he dicho.

Mantequilla de Pistacho Pistache Pistachio Butter Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

La Pistacia Vera es una planta originaria de Oriente Medio, de zonas montañosas de Siria, Turquía, Irán y Afganistán. El origen de los pistachos se remonta a hace más de 7.000 años. Se introdujo en Italia desde Siria en el siglo I, posteriormente al resto de los países de la cuenca mediterránea y, tras conocerse su sabor y polivalencia, no tardó en expandirse por Europa, Asia y el resto del mundo. Su comercio y uso siempre significó riqueza y estatus. No en vano el árbol del pistacho formó parte de los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo. Déjame que te enseñe a preparar esta mantequilla, que te la vas a comer a cucharadas, pero también te iré enseñando a preparar postres increíbles con ella.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER MANTEQUILLA DE PISTACHO

Eres flipante. Flipante lo que tú eres, es.
Alucinante lo que siento si me besas. ¿Lo ves?
Ay, creo que me he enamorado.
Mi corazón a esto no estaba acostumbrado.
Eres flipante. Alucinante lo que tú eres, es.
Flipante.

Mantequilla de Pistacho Pistache Pistachio Butter Receta de La Carañola

Mantequilla de Pistacho

Yield: 400 g
Prep Time: 10 minutes
Total Time: 10 minutes

Con solo un ingrediente, la mantequilla de pistacho siempre es un delicioso éxito. Solita a cucharadas o para usarla en postres increíbles.

Ingredients

  • 400 g de pistachos (crudos o ya tostados, mejor sin sal añadida)
  • 1 pizca sal (opcional)
  • 15 ml (1 cda) aceite suave (solo si es extremadamente necesario al final del licuado para aligerar la mezcla)
  • 30 g (2 cdas) miel (en caso de querer un punto dulce, si la usas NO pongas el aceite al final, no lo vas a necesitar)

Instructions

    1. Primero vamos a tostar ligeramente nuestros pistachos para que se potencie su sabor. Precalienta tu horno a 160°C (320°F). Coloca los pistachos crudos sin cáscara en una bandeja para hornear y hornea unos 10 minutos, removiéndolos a la mitad del proceso. No queremos que se doren mucho, solo ligeramente, con ese golpe de calor aumentarán sus matices. Retira la bandeja del horno. Si ya los has comprado tostados, sáltate este paso. Si ya vienen salados, no añadas la sal.

    2. Agrega los pistachos a una licuadora de alta velocidad o a un buen procesador de alimentos mientras están calientes. Esto les ayudará a soltar su aceite.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO #1: es importante que tu licuadora/procesador sea bueno, si no no vas a conseguir que se haga una crema.

    3. Licúa a velocidad baja durante un par de minutos y luego añade la sal, si quieres darle ese puntito. Primero, se convertirán en una harina gruesa de pistacho y luego la mezcla comenzará a adquirir una consistencia de mantequilla de nueces. Raspa los bordes de la licuadora de vez en cuando y continúa licuando durante 5 a 7 minutos. La mezcla se verá como una pasta espesa de pistacho y eventualmente adquirirá una consistencia líquida cremosa.

    NOTA TRUCO DEL ALMENDRUCO #2: el nivel de licuado, más líquido o más granuladito, depende de tu preferencia personal. Tal vez te guste que conserve un poco un punto crujientito o te encanta que sea cremosa total.

    4. En caso de que tu licuadora no sea tan potente, en la fase final agrega una cucharada de aceite suave, como girasol, canola o soya, para ayudar a aligerar la mezcla. Hacia el final también sería el momento de agregar la miel, en caso de querer un punto dulce. Si la usas NO pongas el aceite al final, no lo vas a necesitar.

    5. Almacenamiento: transfiere tu mantequilla de pistacho a un frasco, preferiblemente de vidrio, con tapa hermética. Se mantendrá a temperatura ambiente en un lugar oscuro hasta por una semana o refrigerado hasta por dos meses. Puedes hacerle el vacío al bote, como te explico en esta MERMELADA DE NARANJA, para que te dure a temperatura ambiente más de un año.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe