fbpx

Flan de Mango Sin Horno

Demasiado bueno, demasiado fácil, demasiado irresistible.

Si a ti, como a mí y a Paulina, te gusta comer el mango bien madurito, no hace falta que me mires a mí, que tengo colorcito, como narra la canción, sino que te lances de lleno a hacer este Flan de Mango sin Horno. Dejando mis frikadas habituales a un lado, te aseguro que con él vas a triunfar más que la Rubio con ese temazo.

Flan de Mango sin Horno sin Huevo Fácil y Rápido Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Me pongo a revisar en los archivos carañoriles de esta web y, ¡Oh, por Freddie y David!, me doy cuenta de que, entre los cientos de recetas que tengo, solo ésta y este exquisito DUMP CAKE DE MANGO tienen como protagonista esta fruta tropical. Y alucino conmigo misma porque realmente es una de mis favoritas, un auténtico regalo de los dioses. La carnosidad, jugosidad y dulzura del mango es comparable con pocas cosas. El dump cake, por cierto, es igual de facilito que este flan. Prueba los dos, no te vas a arrepentir ni media.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DEL FLAN DE MANGO SIN HORNO

SABOR: a mango dulcito, fresquito, sabrosito. Si me das dos minutos más te hago una canción con esto.

TEXTURA: tremendamente aterciopelado, suave y fundente. El cielo en tu boca. ¡¡Oleeee!!

DIFICULTAD: lo único a lo que le vas a tener que prestar un poquito de atención si no lo has hecho antes es al caramelo. Pero solo tienes que seguir paso a paso la receta y ya verás que será coser y cantar.

CURIOSIDADES: los mangos son tan populares en India, Pakistán y Filipinas que son en estos países la fruta nacional. Bangladesh también le concedió una categoría especial: la de árbol patrio.

Si estás aquí no solo porque te guste el mango (ahora es cuando mi mente cara(queña)+(espa)ñola automáticamente se da cuenta del chinazo venezolano y sonrío picarona para mis adentros), sino porque buscas un postre fácil y sin horno, te recomiendo estas otras paradas en el viaje: esta MOUSSE DE MARACUYÁ, esta MOUSSE DE CHOCOLATE o esta MOUSSE DE CACAHUETE, estas NARANJAS CONFITADAS, este PIE DE CHOCOLATE o esta CHEESECAKE, ambos también si horno.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER FLAN DE MANGO SIN HORNO

Recuerdo con muchísimo cariño cuando vivía en Caracas y, en la época del mango, las “matas de mango”, los árboles que nos dan este exquisito fruto, se desbordaban de ellos y todos los días encontraba mangos por la calle. Agacharme a recoger uno era mi actividad favorita, un regalo de la naturaleza. Más allá de que sea tremendamente extendido y popular en Latinoamérica, el mango es originario de la India. Para ellos el mango es símbolo de Amor, una fruta sagrada, y hasta existe la creencia de que es capaz de conceder deseos. Yo deseo que hagas este flan y que lo disfrutes y compartas con Amor.

Flan de Mango sin Horno sin Huevo Fácil y Rápido Receta de La Carañola

Sí, ya lo sé…
Ya sé que me repito mucho.
Pero es que nunca me cansaré de decírtelo.
Qué cosa que cuanto más grande eres tú, más alta me siento yo.
Qué cosa, que tu sombra no me oculte.
Debe ser porque te admiro y tú a mí.
Porque si tú ganas, yo gano.
Si tu creces, yo avanzo contigo.
Porque si el Amor es de verdad hace que brilles.

Flan de Mango sin Horno sin Huevo Fácil y Rápido Receta Infalible de La Carañola

Flan de Mango Sin Horno

Yield: 10 raciones
Prep Time: 20 minutes
Additional Time: 5 hours
Total Time: 5 hours 20 minutes

Demasiado bueno, demasiado fácil, demasiado irresistible. Este Flan de Mango sin horno tampoco lleva huevo. ¡¡¡Lo que sobra es sabrosura!!!

Ingredients

  • PARA EL CARAMELO
  • 240 g (1 tz) azúcar blanco
  • PARA EL FLAN DE MANGO
  • 600 g (2 + 1/4 tzs) mango licuado
  • 240 ml (1 tz) leche evaporada
  • 2 cdtas vainilla
  • 180 g (3/4 tz) leche condensada
  • 360 ml (1 y 1/2 tzs) crema para batir
  • 14 g (2 sobres) gelatina en polvo
  • 30 ml (2 cdas) agua
  • Unas gotitas de colorante amarillo (opcional si te apetece)

Instructions

    1. Antes que nada vamos a elaborar el caramelo que va a cubrir el fondo y las paredes de nuestro molde. El molde puede ser de unos 20 cm de diámetro. Si es más pequeño saldrá un poquito más alto. Si el molde que tienes es más ancho, de alrededor de 25cm de diámetro, mutiplica todos los ingredientes por 1´5 para que la cantidad sea mayor.

    NOTA: ahora vamos a preparar el caramelo seco (caramel à sec, en francés). Este tipo de caramelo no lleva nada de agua, solo azúcar. Para mí es la manera más sencilla, intuitiva y menos peligrosa de hacer caramelo, aunque siempre hay que tener precaución. Para hacerlo...

    2. Utiliza una sartén, preferiblemente antiadherente y amplia. Ponla a fuego medio y echa uniformamente un tercio del total del azúcar que te indico en la tabla de ingredientes. Sin remover, deja que se vaya derritiendo sola. Empezará a derretirse y a oscurecer por los lados. Solo cuando esté al menos la mitad derretida puedes remover con una buena espátula de silicona. Cuando esté todo disuelto añade el segundo tercio de azúcar uniformemente y, de nuevo, deja que se deshaga más de la mitad sin remover, antes de ayudar con la espátula. Cuando ya esté todo derretido, añade el último tercio de azúcar uniformemente y cuando esté la mitad de esta adición deshecha, remueve para deshacer por completo el azúcar.

    3. Cuando el caramelo esté cristalino, que ya no veas gránulos de azúcar y esté de un color ámbar profundo y precioso, con mucho cuidado, derrámalo equitativamente sobre la base del molde. Agarra el molde con mucha precaución con un paño de cocina y haz que el caramelo se deslice por las paredes del molde para que las cubra. Reserva el molde a un lado mientras este caramelo se enfría y endurece mientras preparas la mezcla del flan. Solo echaremos sobre él la mezcla una vez esté bien endurecido.

    4. Echa la gelatina en polvo en un bowl pequeño que contenga las dos cucharadas de agua. Remueve hasta que absorba el agua y se esponje. Reserva a un lado.

    5. Pela los mangos y licúa su carne. Si estás usando una variedad de mango que tiene una textura fibrosa puedes colarlo para quitar las hebras.

    6. Mezcla en un bowl mediano o grande el mango licuado, la leche evaporada, la leche condensada y la crema para montar/batir, todos a temperatura ambiente.

    7. Lleva a microondas el bowl pequeño que contiene la gelatina ya hidratada. Solo unos segundos, 10 o 15, únicamente para que se vuelva líquido.

    8. Añade la gelatina ya líquida al bowl con la mezcla de todos los ingredientes y combina muy bien. En este momento, si lo consideras necesario, es cuando podrías añadir unas gotitas de colorante amarillo.

    9. Añade la mezcla del flan al molde, que ya debe tener el caramelo solidificado. Si aun no está durito, espera un poquito más o llévalo a la nevera unos minutos. Cubre el molde con film transparente y llévalo a la nevera un mínimo de 5 horas, mejor toda la noche, de un día para otro.

    10. Al día siguiente, retira el film transparente y toca un poco los bordes para ver si el flan se separa fácilmente de las paredes, como ves el mío en el vídeo. Si está un poco adherido a las paredes, no hay ningún problema. Pasa un cuchillo fino de punta lisa por los bordes, entre el flan y el molde y ya debería despegarse de manera sencilla.

    11. Coloca un plato sobre el molde, preferiblemente un plato llano, pero que pueda contener el caramelo líquido, como ves en las imágenes. Gira el molde con el plato de manera firme, rápida y con confianza y deja que caiga el flan sobre el plato. Disfrútalo así solito, con helado, con nata/crema batida o con esta CHANTILLY DE MASCARPONE. Conserva en la nevera hasta una semana.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

2 comentarios en “Flan de Mango Sin Horno”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe