fbpx

Galletas craqueladas de chocolate y red velvet

Las más navideñas crinkle cookies. ¡Dos sabores con una masa!

Inserte emoji emocionado aquí. Define mi estado a la perfección. Sonrisa tierna y ojitos húmedos de felicidad. Si algo me gusta (casi tanto) como los cumpleaños es la Navidad. ¿Adivinas por qué? EXACTO. Vía libre para Cocinar para Amar. Estas galletas craqueladas de chocolate y red velvet no solo son facilísimas sino que pegan total en esta época. ¡¡Ponte el mandil, que lo que viene es muy guay!!

Galletas Craqueladas Crinkle Cookies Chocolate y Red Velvet Navidad Azúcar Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Puedo asegurar y aseguro que estamos ante el epítome de las galletas navideñas, la perfecta comunión de cualidades entre una cookie y un dulce festivo. Ostras, parezco alumna de la casa Gryffindor. Voy al grano. Estas galletas son irresistibles y perfectas en esta época del año. A los antinavideños les parecerán deliciosas y a los forofos de Papá Noel les derretirán el alma comeflor. Ojo, también puedes hacer una mesa de galletas durante las fiestas e incluir estas GALLETAS DE DOBLE CHOCOLATE, las clásicas GALLETAS CON CHISPAS DE CHOCOLATE, estas preciosísimas GALLETAS LINZER y estas increíbles GALLETAS DE CALABAZA ESPECIADAS y ya te coronas.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LAS GALLETAS CRAQUELADAS DE CHOCOLATE Y RED VELVET

SABOR: ambos sabores son suaves y reconfortantes, con un fondo exquisito de mantequilla; las de chocolate, a chocolate (qué lista soy, lo sé) y las red velvet a vainilla con un ligerísimo toque de cacao, casi inapreciable, pero que las hace mágicas e inigualables, como todas las recetas de terciopelo rojo.

TEXTURA: crocantes por fuera, esponjosas, abizcochadas y jugosas por dentro. El azúcar glass le da un punto muy divertido y sorprendente.

DIFICULTAD: más fácil que sentarse a ver una peli de Brad y que te entre hambre solo de verle comer. Y de verle, sin más. Vaya, más fáciles imposible.

CURIOSIDADES: al parecer fueron inventadas por Helen Fredell en St. Paul, Minnesota, a principios del siglo XX. Hicieron su debut en el famoso libro de cocina de galletas de Betty Crocker, “Cooky Carnival”. En el recetario, Crocker cuenta que Fredell le sirvió las galletas en su casa y le rogó que le diera la receta.

Si buscas una receta muy, muy navideña, muy, muy rica y muy, muy, muuuuuy fácil, es esta. Pero, como sabes que yo vivo para hacerte feliz, te dejo aquí estas otras ideas maravillosas para la época decembrina: este PASTEL ESPECIADO DE GALLETAS MARÍA Y TURRÓN, la clásica TORTA NEGRA VENEZOLANA, las inigualables TRUFAS DE CHOCOLATE o este irresistible PIE DE NUECES.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER GALLETAS CRAQUELADAS

La Navidad está para lo que está: para disfrutar rodeados de Amor, recordando lo bueno que nos pasó en el año, aprendiendo de las cagadillas, proyectando el año que viene y comiendo. En Navidad hay que comer, oye. Con moderación, vale, pero que no se te vaya la olla y goza, que son dos días. ¿A dónde quiero ir a parar? A que no te preocupes si te parece que estas galletas llevan demasiada azúcar. La receta está diseñada para que la que lleva dentro de la masa sea menos que la de otro tipo de galletas para que compense la exterior. ¡¡Así que solo me queda desearte unas felices fiestas y que bailes como Travolta!!

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO
PARA HACER GALLETAS CRAQUELADAS

En las notas de la receta de abajo te explico cómo congelarlas, pero otro truco para hacerlas con antelación es preparar la masa y guardarla en la nevera hasta 3 días antes de que las vayas a hornear. Ya formada en bolitas sin el azúcar glass, o la masa sin formar en sus boles.

Enfriar la masa, como te explico más adelante, antes de formarlas, no solo hace que las podamos modelar como si fuera plastilina para formar las bolitas, sino que también hace que no se esparzan y aplasten con el calor del horno y crezcan manteniendo mejor su forma.

Si tienes una a mano, no dudes en utilizar una cuchara heladera (para mi el tamaño perfecto es la pequeña de 4 cm de diámetro) para porcionarlas y que todas te queden con el mismo volumen. Si no, haz las porciones con una cuchara normal, respetando siempre la misma cantidad y/o ayúdate con una báscula de cocina.

VARIACIONES: podrías ponerle trocitos de chocolate oscuro a las de chocolate y trocitos de chocolate blanco a las red velvet; también podrías añadir tus frutos secos favoritos, arándanos desecados, pasas o Naranjas Confitadas picaditas.

Galletas Craqueladas Crinkle Cookies Chocolate y Red Velvet Navidad Azúcar Receta de La Carañola Mordisco

CARTA A LA NIÑA-REGALO
Solo tienes 4 años, pero eres enorme.
Cómo puede entrar en ese cuerpecito tanta dulzura, valentía y semejante humor.
Deseo que, además de cumplir años, cumplas tus sueños, mi sobri pequeña.
Felicidades, Sofía. Te amo, como tú dices, hasta La Luna y vuelta.
(7 de diciembre de 2022)

Galletas Craqueladas Crinkle Cookies Chocolate y Red Velvet Navidad Azúcar Receta de La Carañola

Galletas craqueladas de chocolate y red velvet

Yield: 16 galletas, 8 de cada sabor
Prep Time: 15 minutes
Cook Time: 15 minutes
Additional Time: 15 minutes
Total Time: 45 minutes

¡Las más cuquis y navideñas! Te enseño cómo hacer las famosas crinkles cookies, galletas craqueladas de chocolate y red velvet. ¡Dos sabores con una sola masa!

Ingredients

BASE DE LAS GALLETAS

  • 120 g (1/2 tz) azúcar blanco
  • 150 g (1 tz) harina de trigo común
  • 2 cdtas cacao en polvo
  • 1 cdta polvo de hornear
  • 1/2 cdta sal
  • 2 huevos
  • 80 g (1/3 tz) mantequilla
  • 1 cdta vainilla
  • Para el rebozado del craquelado: 150 g (1 y 1/4 tzs) azúcar glass

EXTRA PARA LAS DE CHOCOLATE (si solo quieres hacer de este sabor, duplica la cantidad de cacao)

  • 20 g (1 y 1/2 cdas) cacao en polvo

EXTRA PARA LAS RED VELVET (si solo quieres hacer de este sabor, duplica la cantidades de abajo)

  • 30 g (casi 1/4 tz) harina de trigo común
  • 1/2 cdta vinagre de manzana o blanco
  • 1/2 cdta colorante en pasta rojo

Instructions

PARA LA BASE DE LAS GALLETAS

  1. Tamiza a través de un colador y mezcla en un bol mediano los ingredientes secos: azúcar, harina, cacao, polvo de hornear y sal.
  2. Añade los líquidos, todos a temperatura ambiente: los huevos batidos, la mantequilla derretida y la vainilla.
  3. Mézclalos solo hasta que todo se integre y divide esta mezcla en dos boles. Con cada una de las dos partes haremos un sabor. Parezco muy profe seria, pero por dentro doy saltos de alegría.

PARA LAS DE CHOCOLATE

  1. Añade a uno de los boles el cacao extra y mezcla hasta que esté bien incorporado. ¡Ya tenemos la masa de las galletas de chocolate!
  2. Lleva el bol media hora a la nevera o 15 minutos al congelador para que se ponga más firme y manejable para hacer las bolitas.

PARA LAS RED VELVET

  1. Añade al otro bol la harina y, en otro cuenquito, disuelve el colorante en pasta con el vinagre y agrega esta mezcla también al bol. Combina hasta que el color sea homogéneo. ¡Ya tenemos la masa de las galletas red velvet!
  2. Lleva el bol media hora a la nevera o 15 minutos al congelador para que se ponga más firme y manejable para hacer las bolitas.

PARA FORMAR LAS GALLETAS

  1. Precalienta el horno a 180°C y prepara una bandeja de horno con un tapete de silicona o papel de hornear.
  2. Yo, que soy muy virgo, pulcra y puntillosa (a veces demasiado, otro día les cuento una historia, que ya saben que tengo tendencia a enrollarme), me gusta rebozar dos veces en azúcar glass las galletas para que las partes blancas queden lo más intensas y contrastadas posibles con el chocolate y el rojo de las de las de vainilla.
  3. EMPIEZA CON LAS DE CHOCOLATE y deja las red velvet en la nevera. Dispón el azúcar glass en un bol mediano y un plato para ir poniendo las bolitas. Con una cuchara heladera pequeña, de unos 4 cm de diámetro (si no tienes, hazlo con una cuchara normal tratando de que queden todas del mismo tamaño) y ve sacando porciones de la masa, como ves en el vídeo. Hazlas rodar entre las palmas de tus manos para darles una forma circular.
  4. Pasa cada bolita bien, bien, bien por azúcar glass, que le sobre, no tiene que quedar una capa fina, ahí bien de azúcar y ve dejándolas en el plato. Cuando termines con toda la masa de chocolate lleva el plato a la nevera mientras preparas las red velvet.
  5. SEGUIMOS CON LAS RED VELVET. Lava y seca muy bien tu cuchara heladera pequeña y repite el proceso de la misma manera.
  6. Aquí es donde aparece la virgo. ¡Jua, jua, jua! Felicidad extrema. Verás que las galletas de chocolate que han estado en la nevera han absorvido parte del azúcar glass. Si las hornearmos ahora no quedarían tan blancas las partes del azúcar. Por eso les damos UN SEGUNDO REBOZADO. Ve pasando de nuevo por azúcar glass cada bolita que vayas a poner en la bandeja. Puedes hornear los sabores combinados o no, como quieras. Reboza una segunda vez también las red velvet aunque las hayas hecho hace menos tiempo. Bien de azúcar, recuerda.
  7. Llévalas al horno a 180°C Entre 12 y 15 minutos. Siempre te digo que cada horno es un mundo y hasta afecta la altura y humedad del lugar en el que vives. Por eso, sobre el minutos 11 minutos presta atención. Tienen que haber crecido, se esponjan y ya se ve el color interior. Si no están hechas verás que se han hinchado, pero que aun brilla la masa del color, como si aun estuviera cruda. En ese caso dale unos minutitos más. Están listas cuando además de hinchadas ya no se ve tan brillante el interior.
  8. Saca la bandeja del horno y deja que pierdan un poquito el calor unos 3 min. Pásalas entonces con una espátula a una rejilla hasta que estén a temperatura ambiente. ¡Oleeeeeee, ya tenemos las galletas más cuquis del mundo listas!

Notes

1. De verdad, dales el segundo rebozado, marca la diferencia. Salen más blanquitas.

2. Puedes conservarlas a temperatura ambiente hasta 5 días en un envase hermético.

3. Es infinitamente mejor y más recomendable utilizar colorante en pasta o gel porque los líquidos tiñen menos las masas y pueden aguarlas.

4. También puedes formar las bolitas y congelarlas sin el rebozado de azúcar para hornearlas cuando quieras. Congélalas ya en forma de bola sobre una bandeja y cuando ya estén duras guárdalas en una bolsita con cierre hermético en el congelador. Cuando quieras hacerlas, pon a precantar el horno y, mientras tanto, las sacas del congelador y las rebozas. Sí, también dos veces. Sé que me quieres a pesar de lo pesadita que soy ❤️🤓❤️

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe