fbpx

El sueño más rico del mundo

Quiero hacer apología del desvarío. Anoche tuve un sueño del que no quería despertar. No sé cómo interpretar mi inconsciente más profundo.

Iba vestida como Bowie en aquel programa de la tele holandesa del 74 en el que cantó “Rebel Rebel”. Llevaba el mono rojo y hasta el parche en el ojo. Tenía súper poderes y sobrevolaba un Madrid soleado, sin gotita de nieve. Estaba agarrada de la mano de Freddy y de Montserrat y cantábamos a pleno pulmón Barcelona. Mercury a la izquierda y la Caballé a la derecha. El sueño más rico del mundo se estaba poniendo interesante…

Hacíamos una paradita en el lago del Parque del Retiro y practicaba con Patrick Swayze el paso más peliagudo de la coreografía de Dirty Dancing, ese en el que sube por los aires a Jennifer Grey. De repente nos encontrábamos en el Teatro Real con la música a todo volumen, bailándonos la pieza completa. Estaban todos, Humphrey, Audrey, Camilo, Elvis, la Flores y la Monroe, Frank, Marlon, Rita y, por supuesto, Monserrat, Freddy y hasta David con su mono rojo.

Al final nos comíamos todos juntos en medio del escenario esta Carañola gigante de la foto. Lola decía que en su vida había probado la mantequilla de maní. “¿Maní qué es, amor de mis entretelas?”, me decía, y Marilyn le explicaba muy pacientemente que es lo que en España conocemos como cacahuate y que, al igual que a mí, para muestra este botón en forma de barritas, le encanta combinado con chocolate.

Después me he despertado y he preparado café. Deseo que llegue la noche para bailar con Patrick.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra