fbpx

Cupcakes de Churro

La dulzura y amor que unen a México y España, a Rubí y a mí.

No quiero hacer spoilers y te pido que vayas YAAAA a ver en Netflix Sugar Rush: Pasteleros Contra el Tiempo. Una de las experiencias más increíbles de mi vida. Un consurso en el que mi querida amiga Rubí Esparza, Brûlée Pastelería Creativa, y yo, competimos con otras seis parejas de pasteleros por ganar el cupcake dorado y un suculento premio. ¡¡Estos Cupcakes de Churro fueron nuestro primer reto y aquí tienes todos los detalles para hacerlos!!

Cupcakes de Churro Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Grabar este vídeo con Rubí, escribir este post y esta receta y recordar cada paso, nos ha hecho muy felices. Siempre decimos con el corazón bien henchido que lo más valioso de nuestro paso por Netflix fue trabajar en equipo y reafirmar nuestra amistad. Sabes que soy una comeflor y no podía empezar hablándote de otra cosa. No hay nada más importante que poder confiar plenamente en quien tienes al lado y saber que vuestras virtudes y flaquezas se equilibran a la perfección. El equipo RR fue de la mano en todo momento y nos estamos eternamente agradecidas. ¡¡Ole, que ya me centro!!

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LOS CUPCAKES DE CHURRO

SABOR: a churro. ¡Jajajaja! Perdona, tenía que hacer la broma, ya me conoces. A vainilla, canela, azúcar y Amor. ¡Y chocolate especiado!

TEXTURA: los bizcochos son tiernos, aunque el primer bocado es crujientito por el azúcar de arriba, la crema es aterciopelada, la ganache suave y untuosa y los churros y delirio crujiente y reconfortante.

DIFICULTAD: no son complicados, pero sí hay que preparar varias elaboraciones y te llevarán un poco más de tiempo que otros cupcakes, pero créeme, va a merecer toda la alegría.

CURIOSIDADES: cuando Gris, Mis Pastelitos, nos lanzó este reto de hacer unos cupcakes basándonos en un desayuno mexicano, Rubí y yo no lo dudamos ni un momento. ¡CHURROS! Forman parte de nuestras dos culturas y eran la manera perfecta de comenzar en el programa: uniendo nuestras gastronomías y recuerdos.

Con este cupcake vas a poder preparar diferentes recetas que en conjunto son una delicia y que también vas a utilizar por separado en muchos otros postres. El bizcochito del cupcake está basado en mi receta de PASTEL DE VAINILLA, y gracias al método invertido de batido son suaves y jugosos y crecen uniformes y preciosos. La BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO es sin duda nuestra favorita y es un básico que tienes que conocer. La GANACHE DE CHOCOLATE DE METATE es un twist sobre la clásica y es el toque más mexicano de la receta. Y los CHURROS… ¿¡Qué te puedo decir de los churros!? Que son la bomba y hacerlos en casa es más fácil que enamorarse del Capi y de sus ocurrencias. ¡¡We love you Capi!!

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER CUPCAKES DE CHURRO

Rubí y yo queremos aprovechar este momento para agradecer a todo el equipo de Netflix por su confianza y saber hacer; a Griselda, nuestra querida Mis Pastelitos, por ser tan dulce en su trato como certera en sus valoraciones; a Luis Robledo, por alumbrarnos siempre con sus conocimientos y experiencia desde el cariño y el respeto; al Capi, por cortar la tensión con un humor brillante y un buen rollo incomparables; a nuestros compañeros, por ponerlo muy difícil y hacer enriquecedora la competencia; y a nuestras familias, por amarnos y apoyarnos siempre y en todo momento. GRACIAS DE TODO CORAZÓN.

Cupcakes de Churro Receta La Carañola Ganache

Hoy quiero celebrar lo que nos une.
El Amor por lo dulce.
Tú sí que eres dulce.
Celebro nuestro cariño, nuestra confianza, nuestra complicidad.
Y el comeflorismo. Órale, siempre un poquito de comeflorismo.
Tarantino, Twin Peaks, David y Freddy.
¡Netflix, el arroz de las abuelas y nuestro cupcake dorado!
Hoy celebro los churros. ¡Unos buenos churros!
¡Y a México!
Yo celebro a México por habernos unido.
¡Viva México que nos hizo hermanas!
Te quiero, mi Rubí.
Te quiero, Ruth.

Cupcakes de Churros con chocolate Receta La Carañola

Cupcakes de Churro

Yield: 12 a 14 cupcakes
Prep Time: 1 hour
Cook Time: 20 minutes
Additional Time: 30 minutes
Total Time: 1 hour 50 minutes

La dulzura y Amor que une a México y España, a Rubí y a mí. ¡¡Cupcakes de Churro, nuestro primer reto en Pasteleros Contra el Tiempo de Netflix!!

Ingredients

CUPCAKES DE CHURRO

  • 225 g (1 y 1/2 tz) harina de trigo todo uso
  • 130 g (1/2 tz y 1 cda) azúcar blanco
  • 1 y 1/2 cdta polvo de hornear
  • 1/4 cdta sal
  • 75 g (1/3 tz) mantequilla con o sin sal
  • 1 huevo L
  • 180 ml (3/4 tz) leche, entera o la de tu preferencia
  • 75 ml (1/4 tz y 1 cda) aceite de sabor suave (canola, girasol, soya...)
  • 1 cda yogurt sin azúcar u otro lácteo cremoso
  • 1/2 cda vainilla
  • 1´5 cdtas canela (en España no se suelen comer churros con canela, pero en México es muy típico)
  • Extra drapeado interior: 3 cdas canela + 1´5 cdas azúcar moreno + 1´5 cdas azúcar blanco
  • Decoración antes de la buttercream: mantequilla derretida y azúcar blanco

BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO Y CANELA

  • 4 claras de huevo L
  • 300 g (1 y 1/4 tzs) azúcar blanco
  • 1/4 cdta de sal
  • 400 g (1 y 2/3 tzs) mantequilla (preferiblemente sin sal)
  • 1 cdta vainilla
  • 2 o 3 cdtas canela (al gusto)

GANACHE DE CHOCOLATE

  • 150 g chocolate (oscuro o de metate tipo Abuelita)
  • 150 g (2/3 tz) crema de leche (nata para batir/montar)
  • 1 pizca de sal
  • Especias al gusto si no has utilizado chocolate de metate (canela y vainilla es lo tradicional)

CHURROS

  • 250 ml (1 tz) agua
  • 1 cdta vainilla
  • ⅛ cdta sal
  • 30 g (2 cdas) mantequilla
  • 140 g (3/4 tz + 1 cda) harina de trigo común tamizada
  • 1 huevo grande (leer NOTA en las instrucciones)

Instructions

PARA LOS CUPCAKES DE CHURRO

1. Precalienta el horno a 175°C y prepara una bandeja de cupcakes con sus capacillos de papel. Esta receta da para unos 12 o 14 cupcakes.

2. En un bol grande con unas varillas manuales o eléctricas o en una batidora o robot de cocina con las varillas de globo, tamiza y mezcla los ingredientes secos: harina, azúcar, polvo de hornear, canela y sal. Integra la mantequilla a temperatura ambiente hasta que obtengas una mezcla arenosa. Este paso es la clave de la jugosidad de este pastel, no lo modifiques.

3. Mezcla los líquidos, todos a temperatura ambiente, en una jarra o bowl a parte: huevo, leche, aceite, yogurt y vainilla. Añádelos poco a poco a los secos mientras bates a velocidad media-alta durante medio minuto. Para, rebaña bien el bowl por si ha quedado algo abajo y vuelve a batir 30 segundos más o hasta que todo esté combinado. Reserva la mezcla un momento.

4. Vamos a preparar el relleno que espolvorearemos para hacer el drapeado del interior de los cupcakes, como ves en las imágenes. Simplemente mezclaremos en un bol pequeño-mediano las 3 cdas canela + 1´5 cdas azúcar moreno + 1´5 cdas azúcar blanco. Reserva.

5. En lugar de rellenar los capacillos de papel de los cupcakes hasta los 2/3 de su capacidad, vas a echar primero una mitad de la mezcla en los capacillos, luego echa 1/4 de cucharadita de la mezcla de canela y azucar en una línea por un lado, 1/4 de cucharadita en una línea por el otro, después echa más mezcla para el bizcochito y repite el proceso con la mezcla de canela y azúcar. Si te lías con la explicación, revisa el vídeo y las fotos porque ahí se ve clarito. Te quiero mucho, no me odies por esta explicación tan extraña. Jajajaja.

6. Revisa que el horno esté bien precalentado a 175°C e introduce la bandeja de cupcakes por unos 20 a 25 minutos. El tiempo puede variar dependiendo de tu tipo de horno, de su antigüedad, de la temperatura y humedad del lugar en el que estás y hasta la altura sobre el nivel del mar. Por eso, con esta y con todas las recetas es mejor que te guíes por cómo se deben ver y sentir tus postres que no solo por el tiempo. a los 20 minutos mira solo a través del cristal del horno sin abrirlo, si se sienten cruditos y nada doraditos, déjalos 5 minutos más. Luego revisa de nuevo y si dudas chequea con un palillo en el centro hasta que salga seco. Puedes añadir unos minutos más si lo crees necesario. Y nunca abras demasiado pronto el horno o corres el riesgo de que se desinflen. Anota los tiempos en tu horno, siempre te digo que cada uno es un mundo. Me repito más que el ajo, pero prefiero que no te quedes con dudas.

TRUCO DEL ALMENDRUCO #1: si es tu primera vez haciendo cupcakes puedes hornear en tandas de 6 cupcakes en lugar de la bandeja completa de 12 hasta que tu horno y tú os entendáis y también para que observes cómo sube tu masa y si tienes que rellenar más o menos los capacillos.

7. Saca la bandeja a enfriar en una rejilla y, cuando no te vayas a quemar, con cuidado, pasa los cupcakes a la rejilla ya sin la bandeja. Mientras pierden el calor, porque calientes no los puedes decorar, ve preparando la crema.

TRUCO DEL ALMENDRUCO #2: puedes llevar a la nevera o incluso al congelador tus cupcakes ya sin la bandeja para que se enfríen más rápido, como Rubí y yo en Pasteleros Contra el Tiempo. ¡¡Bendito abatidor, lo que nos aligeró la vida!!


PARA LA BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO Y CANELA

1. Pon las claras, el azúcar y la sal en un bol pequeño-mediano. Sitúalo sobre un cazo con agua hirviendo bajito para calentarlo al baño María. El agua no debe llegar a tocar el fondo del bowl. Remueve constantemente con unas varillas de mano hasta que el azúcar se disuelva por completo. Si tienes un termómetro de cocina, hasta que alcance los 60°C; si no tienes, hasta que al tocar la mezcla con los dedos esté totalmente lisa y sin gránulos.

2. Pasa las claras a un bol grande y utiliza unas varillas eléctricas o hazlo en una batidora de pie o robot de cocina. No te recomiendo hacer a mano el merengue porque te vas a agotar. El que avisa no es traidor, sino avisador, decía mi abuela. Bate a velocidad máxima con el globo de varillas durante unos 10 minutos o hasta que el merengue forme picos firmes y haya perdido el calor. No podemos pasar al siguiente paso si aun está caliente.

3. Ahora comienza a añadir poco a poco, como en porciones del tamaño de cucharadas, la mantequilla a temperatura ambiente. Súper importante que no esté fría. Empieza batiendo a velocidad media. Después de integrar completamente la mantequilla añade la vainilla y sube a velocidad máxima un minuto más. A mitad del proceso puede que parezca que la mezcla se corta, sigue batiendo y llegarás al nirvana.

4. Agrega la vainilla y la canela. Mezcla y prueba si está a tu gusto o quieres añadir un poco más.

5. Retira el globo de varillas y bate a mano con una espátula para sacar las posibles burbujas de aire o con el accesorio pala de tu robot de cocina a velocidad baja. Ya puedes decorar directamente con ella. Si está demasiado blanda para lo que la necesitas, llévala a la nevera media hora, sácala y vuelve a batir. Repite este proceso si es necesario. Reserva en la nevera hasta que la vayas a utilizar.

TRUCO DEL ALMENDRUCO #3: Si no tienes tiempo para hacer esta buttercream, puedes hacer la esta BUTTERCREAM CLÁSICA DE VAINILLA y agregarle canela a tu gusto. Además de hacerse más rápido, no lleva huevos, pero mi favorita es la que te he explicado, ¿ok?


PARA LA GANACHE

1. Pon el un bowl el chocolate picadito. Si no estás utilizando chocolate de metate, que es muy típico en Mexico y está elaborado artesanalmente con un toque de vainilla y canela, puedes añadirle tus propias especias a tu chocolate oscuro.

2. Calienta a parte la crema para batir, sin que llegue a hervir, pero muy caliente y viértela sobre el chocolate picado. Deja que se asiente un minuto y luego bate suavemente hasta que el chocolate se deshaga por completo. Deja que pierda el calor hasta que esté a temperatura ambiente. Una vez a temperatura ambiente debe tener una densidad media que te permita rellenar los cupcakes. Si está muy densa agraga un poquitito de crema de leche. Si está muy líquida, agrega más chocolate derretido ya a temperatura ambiente. Pon tu ganache en un biberón de cocina o en una manga pastelera pequeña y reserva.



PARA LOS CHURROS

1. Pon en un cazo o cazuela a fuego medio el agua, la vainilla y la mantequilla y remueve hasta que llegue a hervir.

2. Aparta del fuego y agrega a través de un colador o tamiz la harina y la sal. Lleva de nuevo al fuego bajo y remueve hasta que la mezcla cohesione, espese un poco y se despegue de las paredes del cazo.

3. Retira del fuego y sigue removiendo para que pierda un poco de calor. Añade el huevo batido y remueve hasta obtener una masa homogénea. Al principio te dará la impresión de que jamás será uniforme, sin embargo créeme, la masa de los churros es como la vida: hay un momento en que todo parece perdido, pero lo que viene es el hermoso y delicioso premio por tu trabajo.

TRUCO DEL ALMENDRUCO #4: la cantidad de huevos que hay que añadir varía dependiendo de su tamaño, de la absorción de la harina que utilices y hasta de la temperatura y humedad de lugar en el que estás. Lo importante es que logres una consistencia media que puedas utilizar en una manga pastelera, como ves en las imágenes. Cuando estés mezclado debes poder levantar la cuchara y que la masa forme una V suave. Ve a mi receta de CHURROS para saber más.

4. Ahora te propongo DOS MANERAS DE FORMARLOS: 1) LA QUE USAMOS EN EL VÍDEO, FREÍRLOS DIRECTAMENTE DESPUÉS DE ELABORAR LA MASA metiéndola en una manga pastelera con una boquilla de estrella una vez que ya esté a temperatura ambiente. 2) FORMAR LOS CHURROS PREVIAMENTE sobre una bandeja y llevarla al congelador. Haz palitos de churro y corta los extremos, pequeños porque son para decorar los cupcakes. Una vez congelados guárdalos en una bolsita hermética y así siempre tendrás churros listos para freír. Échalos en el aceite caliente sin necesidad de descongelarlos. Tardan un poquito más en dorarse, pero también quedan más rectos y de apariencia homogénea.

5. Para cualquiera de las dos opciones, pon a calentar un cazo u olla con aceite a fuego fuerte. Me gusta utilizarlo de girasol, de soya o de canola, uno suave, no de oliva. Si haces la opción 1) aprieta la manga pastelera y corta cada churro a la longitud que desees; en la opción 2) has decidido la longitud en el momento de formarlos y congelar. Siempre ten precaución para no quemarte con el aceite.

6. Deja que se doren hasta obtener el doradito apetecible y rico-rico. Ve sacándolos con unas pinzas o una espumadera a un plato con papel absorbente de cocina para que escurra el aceite excedente. Y cuando ya no te vayas a quemar (a mi es que me gusta hacerlo a mano) pásalos a un plato con azúcar para rebozarlos. Resérvalos.


MONTAJE DE LOS CUPCAKES

1. Cuando tus cupcakes hayan perdido todo el calor y ya estén a temperatura ambiente, es momento de decorar. Lo primero que vas a hacer es pincelar las partes superiores con un poco de mantequilla derretida y luego vas a espolvorear una fina lluvia de azúcar blanco por encima con tus dedos. Esto va a crear una capa crujientita, similar a la de los churros. ¡Mmmmm, qué delicia!

2. Haz un huequito (no muy profundo, un centímetro está bien,en el centro de los cupcakes con un descorazonador de manzanas o con la punta de una duya/boquilla redonda mediana. Cómete los huequitos que descartes. No los eches a la basura. Es pecado y además es tu control de calidad de los bizcochitos. Ajá. Sigo.

3. Saca la buttercream que tienes reservada en la nevera y bátela hasta recuperar la consistencia media que necesitas para decorar, como ves en las imágenes. Prepara una manga pastelera mediana-grande con tu boquilla favorita, yo usé la 1M de Wilton, una boquilla grande de estrella. Introduce la crema sin dejar burbujas de aire dentro y haz una corona de buttercream en cada cupcake. Es decir un círculo sencillo.

TRUCO DEL ALMENDRUCO #5: si está muy fría, pon dos cucharadas de la buttercream en un bol y llévalo al microondas hasta que se derrita. Luego incóralo a la mezcla y bate, esto hará que se atempere más fácilmente y que tu crema tome una consistencia sedosa.

4. Ahora toma la ganache y rellena los huequitos del centro y deja que ésta suba casi hasta la mitad del círculo de buttercream con que has decorado tus cupcakes.

5. Pon un churrito inclinado justo en la unión del círculo de buttercream. Y ya están tus cupcakes listos para mojar ese churrito en el centro de chocolate y después devorarlos a bocados.

TRUCO DEL ALMENDRUCO IMPORTANTÍSIMO #6: haz churros de más, te aseguro que vas a querer mojar más de uno en el centro. Ajá, el que avisa no es traidor, sino avisador, ya lo dije.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe