fbpx

Cupcakes de Zanahoria con Frosting de Queso

¿Existe algo mejor que el Pastel de Zanahoria? Sí, estos pequeñines que además son re-que-te-cu-quis.

Empezamos muy ordenada y elegantemente con estos deliciosos CUPCAKES DE VAINILLA, le metimos rock&roll con los infalibles CUPCAKES DE CHOCOLATE, espolvoreamos la mandanga con bien de Amor con los CUPCAKES RED VELVET más románticos del mundo y ahora llegan los invitados de honor a la fiesta… Los incomparables Cupcakes de Zanahoria con FROSTING DE QUESO.

Cupcakes de Zanahoria Carrot Cake con Frosting de Queso Receta La Carañola
Ruth-Cabeza-Carañola

Me flipa que estés aquí tanto como bailar en sueños con Patrick Swayze. Ajá, de ti sé que te gustan los dulces. Tú vas viendo que yo soy un poco freaky.
Si quieres saber más, pincha: ¡ole!

Por cierto, ¿No sé si te he contado que tuve yo una época pin-up? Sí, me delineaba el rabillo del ojo, me hacía tupé y ondas al agua, me pintaba los labios de rojo y mi modelo en la vida era Dita Von Teese. Después entendí que jamás haría el número de la copa gigante de Martini y que disfrazarme era un juego divertido, pero necesitaba ampliar horizontes y, sobre todo, quitarme la falda de tubo. ¿Que qué tiene esto que ver con los Cupcakes de Zanahoria? Pues nada en absoluto. No estamos aquí por la lógica, cuqui. Estamos para disfrutar de la vida y contarte mis desvergüenzas. Venga, que ya voy al lío.

RUTH DISECCIONA LA RECETA DE LOS CUPCAKES DE ZANAHORIA CON FROSTING DE QUESO

SABOR: especiado, profundo, aromático, reconfortante y con el frosting ya son un puntazo con el se te va la cabeza completamente.

TEXTURA: son jugosos, esponjosos, sorprendentes en todo momento por los trocitos de nueces y zanahoria. La crema de queso le aporta un plus de terciopelo extremo.

DIFICULTAD: ninguna en comparación, además, con lo que los vas a gozar. Buah, perdona que me ponga pesada, pero es que son simplemente insólitos.

CURIOSIDADES: no todas las zanahorias son de color naranja, hay variedades de color púrpura, blanco y amarillo. La primera zanahoria naranja fue creada por la polinización cruzada entre amarillas y púrpuras, en el siglo XVI por los holandeses, según se cuenta. Flipa en colores y nunca mejor dicho.

Tengo comprobadísimo que cuando hago postres especiados, como el PASTEL DE CALABAZA, el PASTEL DE ZANAHORIA, hermanito mayor de los cupcakes que hoy nos ocupan, o el PIE DE CALABAZA, todo el mundo pone los ojos en blanco por un momento. Hay algo cálido, hogareño y reconfortante en todos ellos. Es como una llave mágica e invisible a los corazones de tus comensales. Utiliza tu poder del Amor. Jajajaja. Mi comeflorismo no tiene límites, sorry.

GALERÍA BRICOMANÍA PARA HACER CUPCAKES DE ZANAHORIA CON FROSTING DE QUESO

Ajá, llegamos al punto importante del día. He hablado varias veces sobre La Gran Polémica: qué sería un cupcake sin su copetito… Exacto, sería una magdalena plana. Sinceramente, de toda la vida de Dios, al menos en España, hemos comido magdalenas como si no hubiera un mañana, como si las fueran a prohibir. La clásica magdalena con su montaña bien reventona arriba. Eso es gloria bendita… Sin embargo sí hay una diferencia clara entre magdalena y cupcake…

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO
PARA HACER CUPCAKES DE ZANAHORIA CON FROSTING DE QUESO

Uno de los puntos clave en esta receta es el tamaño de la zanahoria y las nueces en la masa. La zanahoria puedes rallarla normalmente con la parte más fina de un rallador, aunque a mi me gusta utilizar un procesador de alimentos. En lugar de quedar trocitos alargados quedan más cortos. Funcionará de ambas formas, pero ese es mi truqui y ya sabes que yo contigo no tengo secretos.

Con las nueces pasa algo parecido. No me gusta en trozos grandes, así comúnmente «trozos», porque se notan demasiado en la masa y prefiero que su presencia sea más sutil. También las trituro en un procesador, sin llegar a que se haga polvo, claro, sino trocitos más bien pequeños. Para nada harina de nuez, vaya. También las podrías picar sobre una tabla con un cuchillo. Verás bien en el vídeo el tamaño que te indico de los dos ingredientes.

En cuanto al FROSTING DE QUESO: 1) Utiliza mantequilla con o sin sal, de la mejor calidad posible y NO la sustituyas por margarina, son incomparables en sabor y textura; 2) Escoge un queso crema de consistencia firme; 3) La leche en polvo estabiliza esta crema, que por lo general tiene una textura más blanda que otras, y potencia el sabor. No la omitas; 4) Decora con el frosting fresco, batiéndolo siempre para retomar su punto aireado justo al sacarlo de la nevera.

Cupcakes de Zanahoria Carrot Cake con Frosting de Queso Receta Infalible La Carañola

La belleza, particularidad y suculencia de los cupcakes procede de su decoración y esta sería imposible, o muy complicada, sobre una magdalena o pastelito con montaña. Un cupcake debe ser más bien plano para permitirnos hacerle un copete bien bonito arriba. Es súper importante que rellenes los capacillos solo hasta la mitad o los 2/3 de su capacidad porque crecen en el horno. Sin duda la combinación perfecta con estos de zanahoria es este FROSTING DE QUESO, aunque también te van a flipar con este FROSTING DE MANTEQUILLA TOSTADA. Venga, no te entretengo más. Ponte el delantal y hazlos, que te van a sacar una sonrisa.

MIS UTENSILIOS FAVORITOS PARA HACER ESTA RECETA

Báscula de cocina Etekcity
Procesador Cuisinart
CUPCAKES DE ZANAHORIA con Frosting de Queso | Locurote | La Carañola #Shorts
Cupcakes de Zanahoria Carrot Cake con Frosting de Queso Receta de La Carañola

Cupcakes de Zanahoria con Frosting de Queso

Yield: De 12 a 14 cupcakes
Prep Time: 20 minutes
Cook Time: 20 minutes
Additional Time: 20 minutes
Total Time: 1 hour

¿Existe algo mejor que un Carrot Cake? Sí, estos Cupcakes de Zanahoria con Frosting que Queso que además son re-que-te-cu-quis.

Ingredients

  • 150 g, 2/3 tz, azúcar blanco
  • 2 huevos L
  • 150 g, 1 tz, harina de trigo
  • 80 g nueces muy picaditas (pecanas o de Castilla)
  • 1/2 cdta polvo de hornear
  • 1/2 cdta bicarbonato
  • 1/4 cdta sal
  • 1 cdta canela
  • 1/4 cdta jengibre
  • 1/4 cdta nuez moscada
  • 1/4 cdta clavo
  • 150 ml, 2/3 tz, aceite
  • 170 g zanahoria rallada
  • Frosting de Queso (enlace a receta en Instrucciones)

Instructions

    1. Precalienta el horno a 180°C.
    2. Mezcla el azúcar y los huevos. Hazlo en un bol grande con una varillas eléctricas (puede ser con unas manuales, pero no busques blanquear del todo la mezcla porque te costará y no es imprescindible) o en el bol de tu robot de cocina con las varillas de globo. Comienza batiendo a velocidad media medio minuto y sube a velocidad máxima unos 4 o 5 minutos, hasta que la mezcla blanquee y aumente su volumen.
    3. Baja la velocidad de la batidora y ve echando el aceite poco a poco en un chorrito constante para que se integre bien, pero baje lo menos posible la mezcla.
    4. Incorpora, sin batir demasiado, la zanahoria rallada. Yo la trituro en un procesador de alimentos, sin que llegue a ser un puré, por supuesto. Más detalles arriba, en El Truco del Almendruco.
    5. En un bol más pequeño por otro lado, mezclamos juntos los ingredientes secos: el harina, la sal, las especias en polvo y las nueces muy picaditas, casi molidas pero que todavía aporten textura, como ves en el vídeo. Intégralo en la mezcla, lo justo para que esté todo combinado.
    6. Pon los 12 capacillos de papel en tu bandeja para cupcakes, rellénalos hasta los 2/3 de su capacidad (nunca los llenes en exceso, crecen en el horno y no queremos que se desborden) y llévalos al horno a 180°C durante unos 20-22 minutos o hasta que al pincharlos en el centro con un palito éste salga sin masa húmeda. Te saldrán unos 12 o 14 cupcakes.
    7. Déjalos enfriar completamente en una rejilla antes de decorar. La combinación infalible es con éste FROSTING DE QUESO, pincha sobre el nombre para ir a la receta. Media receta te sirve para la decoración. Te aconsejo que prepares el frosting antes que los cupcakes, puedes hacerlo incluso uno o varios días antes y, justo cuando vayas a decorar, lo saques de la nevera, lo bates a tope justo hasta que se airee y rellenes tu manga pastelera con la boquilla que más te guste. Los copetitos de los míos están hechos con la boquilla redonda 2A de Wilton, aunque también me flipan con la de estrella 1M de Wilton.
    8. Una vez decorados, con el FROSTING DE QUESO o con cualquier tipo de buttercream, consérvalos en un envase hermético en la nevera hasta una semana. Si no lo has decorado, pueden estar a temperatura ambiente en un envase o plato tapado con film transparente.

Notes

  1. Una vez decorados consérvalos en la nevera hasta una semana o congélalos sin la cobertura y bien envueltitos en film transparente y después en una bolsita hermética hasta dos meses. Cuando los quieras decorar sácalos una horita antes del congelador y listo.
  2. Si no lo has decorado, pueden estar a temperatura ambiente en una lata, envase hermético o en un plato tapados con film transparente.
  3. Cada horno es un mundo, los tiempos de horneado pueden variar ligeramente dependiendo de cómo sea el tuyo e incluso de la altura y humedad del lugar en el que vives. Ve encontrando el tiempo que funciona para ti. Anota siempre y triunfarás.

Si haces esta delicia etiquétame @La_Caranola en Instagram y/o utiliza el hastag #LaCarañola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Skip to Recipe